Racismo contra hispanos y afroamericanos se extiende a medicina, dice estudio

0
8
226683

RACISMO

Denver (CO), 23 jun (EFE News).- Un estudio nacional realizado por expertos de la Universidad de Colorado en Denver revela que no solamente la policía sino también la medicina discrimina contra hispanos y afroamericanos, específicamente contra pacientes con cáncer de pulmón que no reciben los mismos diagnósticos que los pacientes blancos.

El estudio, difundido este martes por la Universidad de Colorado en su versión pública y abreviada, había sido publicado con anterioridad en la revista especializada Journal of the National Cancer Institute.

Según el doctor Rustain L. Morgan, a cargo de las investigaciones, “los pacientes afroamericanos e hispanos tienen menos posibilidades de que, para diagnosticarles células no pequeñas de cáncer en sus pulmones, se use la tecnología de imágenes recomendada”.

Morgan y sus colegas llegaron a esa conclusión luego de analizar la base de datos de Medicare (el programa de salud pública del Gobierno federal de Estados Unidos) entre 2007 a 2015 para comparar “la modalidad inicial de tecnología de imágenes” que recibían pacientes con cáncer pulmonar según su etnia o raza.

Las investigaciones incluyeron datos de casi 29.000 pacientes blancos, unos 3.100 pacientes afroamericanos y poco menos de 2.000 hispanos, todos ellos mayores de 66 años.

El resultado fue que, al ajustar los números según diversos factores (demografía, comunidad, tipo de hospital), los pacientes de grupos minoritarios tenían significativamente menos posibilidades que los blancos de ser diagnosticados por medio de tomografía por emisión de positrones (PET, en inglés), una de las formas de tomografía computada.

Esa discrepancia “explica parcialmente las diferencias en supervivencia” entre pacientes blancos y no blancos.

Específicamente, “si los pacientes afroamericanos e hispanos no reciben la mejor tecnología de imágenes, esa puede ser una de las piezas del rompecabezas para explicar por qué esos pacientes con cáncer de pulmón tienden a tener peores resultados que los pacientes blancos”, dijo Morgan en declaraciones preparadas.

Y eso sucede a pesar de que se sabe que la tomografía computada PET “está asociada con una mejor supervivencia”.

Ya en mayo de 2019, en otro estudio basado en datos de 2006 a 2011, Morgan y sus colegas habían detectado una situación similar entre pacientes afectados por cáncer en la boca o en la garganta.

Ese reporte permitió establecer que los pacientes que fueron examinados con PET “tuvieron un más alto nivel de supervivencia que quienes solamente fueron examinados con tomografía computada o con resonancia magnética (MRI)”.

En la conclusión de su nueva investigación, Morgan aseveró que “tomar conciencia de este tema permitirá futuras intervenciones enfocadas en reducir esta disparidad”.

Leave a Reply