RACHEL ROJAS | Una líder latina en el FBI de Jacksonville

La Oficina Federal de Investigaciones sigue siendo un campo dominado por los hombres, pero ella se convirtió en la primera mujer hispana en dirigir una oficina de la agencia.

0
51
(Foto: FBI Jacksonville)

DonJuan Corzo | [email protected] 

Fotos cortesía: FBI Jacksonville

Aún recuerda ese terrible día del 9 de septiembre de 2001, que empezó con una mañana preciosa con el cielo claro y sin nubes en la ciudad de Nueva York.

“Yo usualmente estacionaba mi carro junto al área del puente de Brooklyn y Chinatown y caminaba y ahí fue cuando vi el primer avión estrellarse contra el edificio”, dijo Rachel Rojas, quien en la actualidad mantiene presente el sonido de sirenas y personas corriendo poco después mientras ella se dirigía hacia la zona de impacto.

(Foto: FBI Jacksonville)

Esa ha sido una de las experiencias difíciles que la Agente Especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Jacksonville ha enfrentado en su vida, hace 20 años atrás. En la actualidad, ella está a cargo de las operaciones de la agencia policial federal en esta ciudad desde el 2018, después de trabajar en New York y en Washington DC.

SU VIDA

Rojas nació y creció en la ciudad de Nueva York, hija de un padre puertoriqueño y una madre ruso-irlandesa. Coincidentemente, ella quería ser periodista desde que se graduara de Townsend Harris High School en Queens y se siente afortunada de haber asistido a dicho colegio, pues es considerado uno de los mejores en el país.

La joven neoyorquina tenía planeado seguir los pasos de su tía (hermana de su papá), que era una periodista muy conocida en ‘La Gran Manzana’ en los 80s y no le pasaba por la mente envolverse con entidades de la ley. Su abuela paterna le había inculcado a sus seis hijos que estudiaran para salir adelante, pero la familia tenía ciertas preferencias en la carrera que las mujeres deberían seguir.

“Mis padres no se sentían muy abiertos al campo del cumplimiento de la ley porque uno de mis tíos trabajaba para el Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD) y ellos pensaban que era un trabajo muy peligroso para mi”, indicó.

PASANTÍA EN GOBIERNO

Sin embargo, las cosas cambiaron para la joven licenciada en periodismo de la Universidad de Boston a principios de los 90s. A través de un periódico de Nueva York, obtuvo la oportunidad de trabajar en La Casa Blanca como pasante para Hillary Clinton, Primera Dama de EE.UU.

Durante su corto periodo en Washington, logró tener una perspectiva del trabajo de agentes del servicio secreto y otras agencias federales de la ley, pues interactuaba con varios de ellos y recibió más información sobre este interesante tipo de trabajo.

CONTACTO FEDERAL

Al regresar a Nueva York, Rojas laboró en el bar de un restaurante que era frecuentado por agentes federales y allí conoció a un reclutador de candidatos para el FBI, quien le propuso que hiciera una solicitud para trabajar, no como un agente, sino para una posición descrita como “especialista de vigilancia”, para investigar personal de consulados y “espías” en Nueva York. 

Ella entregó toda la información requerida para recibir una posible oferta de dicho trabajo, admitiendo que pensó que fue un proceso tedioso y muy extenso pues no tenía grandes expectativas de recibir una oferta de trabajo.

(Foto: FBI Jacksonville)

EN JACKSONVILLE

Para la sorpresa de Rojas, la agencia le ofreció la posición y se unió al FBI oficialmente en 1996. En el año 2000, la promovieron a ser agente de la ley con el entrenamiento requerido y, desde entonces, ha trabajado en diferentes asignaciones en Nueva York, Washington y actualmente en Jacksonville.

Durante sus 25 años en la conocida agencia federal, Rojas ha estado presente en variedades de asuntos e investigaciones como el narcotráfico, terrorismo, pandillas, trafico de humanos, delitos violentos, crimen organizado, fraude financiero, e incluso, como parte de recursos humanos para encontrar candidatos de empleo con el FBI.

Como mensaje para aquellos que quieran ser parte del FBI, Rojas les pide que no abandonen la idea y busquen las oportunidades que hay. 

“Investiga, asiste a talleres o ferias de trabajo con agencias de la ley como el FBI donde puedes conocer gente que te puede ayudar. El contacto humano es lo mejor”, aconsejó.