Quartararo y Gardner ganan y convencen, Acosta pierde pero se mantiene

0
3
645183

MOTOCICLISMO G.P. GRAN BRETAÑA MOTOGP

Juan Antonio Lladós

Silverstone (Inglaterra), 30 ago (EFE).- El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) y el australiano Remy Gardner (Kalex) ganaron y convencieron en sus respectivas categorías del Gran Premio de Gran Bretaña que se disputó en el circuito de Silverstone y en el que el español Pedro Acosta (KTM) fue el único de los líderes que perdió, aunque mantiene una ventaja suficiente en el mundial.

Ya lo avisaron sus rivales durante los entrenamientos pues aunque Fabio Quartararo no consiguió la “pole position”, le dejó claro a todo el mundo que tenía ritmo para la carrera de Silverstone y en la misma lo demostró con autoridad, con la autoridad de ese piloto que es líder del mundial y que quiere ser campeón. Ese es el camino y por ahí dejó constancia de que va con convicción a por el título.

Además, Fabio Quartararo evidenció el “temple” de antaño de Marc Márquez, pues no se desesperó, no cometió errores y cuando vio su oportunidad la aprovechó para ponerse al comando de la carrera y poco a poco, en plan “hormiguita” fue acumulando las décimas de segundo suficientes como para consolidar su quinta victoria de la temporada.

Un triunfo que tiene una importancia vital, ya que le permite aumentar su ventaja en la provisional del mundial hasta los 65 puntos sobre su inmediato perseguidor, el español Joan Mir (Suzuki GSX RR).

Mir mejoró un puesto en la tabla de puntos, en la que estaba empatado con el italiano Francesco “Pecco” Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21), pero ambos sucumbieron en el trazado británico y de ello se benefició más el primero que el segundo, aunque la ventaja con la que ahora cuenta el piloto francés les deja con muy pocas opciones en el campeonato, salvo que el líder falle, y no parece que lo vaya a hacer por lo visto en Gran Bretaña.

Quien sí falló y por ahora no le salen las cosas como antaño, es Marc Márquez (Repsol Honda RC 213), que cometió un error por precipitación en la vuelta inicial que le dejó sin opciones a las primeras de cambio y, lo que es peor, cercenó las que pudiera tener el también español Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP21), al que se llevó por delante.

En el polo opuesto hay que situar al español Aleix Espargaró, a quien la llegada de Maverick Viñales al equipo Aprilia Racing parece haber espoleado para sacar lo mejor de su Aprilia RS-GP y la tercera plaza, además de ser histórica para el fabricante de Noale, es más que merecida para el español.

Otra de las grandes referencias de la carrera británica vino marcada por el hecho de que por primera vez en la historia de MotoGP estuvieron las seis marcas participantes en las seis primeras posiciones: Yamaha con Fabio Quartararo, Suzuki con Alex Rins, Aprilia con Aleix Espargaró, Ducati con Jack Miller, Honda con Pol Espargaró, y KTM con el surafricano Brad Binder.

La misma solvencia que mostró Fabio Quartararo en MotoGP fue la que exhibió el australiano Remy Gardner en Moto2, aunque tuvo que sudar más frente a rivales como el británico Sam Lowes (Kalex) primero y el italiano Marco Bezzecchi (Kalex), después.

Sin cometer errores y con precisión, acabó sumando su quinta victoria de la temporada, que le iguala a todo un compatriota suyo como Casey Stoner, que consiguió en su época cinco victorias en la categoría intermedia.

El único de los líderes que falló en Silverstone fue el de Moto3, el español Pedro Acosta (KTM), que “no estuvo” en todo el fin de semana pues falló en la clasificación y no pasó de la primera, y en carrera no alcanzó el nivel que de él se esperaba, sin poder remontar posiciones y conformándose al final con una más que discreta undécima plaza. EFE

JLL/ea