Moscú.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, eligió la iglesia donde fue bautizado su padre, en el centro de su natal San Petersburgo, para recibir durante la misa del gallo la Navidad ortodoxa que los rusos celebran cada 7 de enero.

El líder ruso, en plena campaña electoral para ser reelegido en las presidenciales del próximo 18 de marzo, cumplió con su costumbre de celebrar la Navidad fuera de Moscú, aunque esta vez se decantó por la iglesia de El anciano Simeón y Ana Profetisa en la que fue bautizado su padre, Vladímir.

El presidente ruso confesó hace unos años que él mismo fue bautizado a escondidas de su padre, un miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética, en la catedral de la Santa Transfiguración de San Petersburgo, ciudad en la que nació en 1952.

Leave a Reply