Home Enterate Puerto Rico prorroga exención del impuesto a alimentos procesados por Fiona

Puerto Rico prorroga exención del impuesto a alimentos procesados por Fiona

Fotografía de archivo del gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi. EFE/Thais Llorca

San Juan, 5 oct (EFE).- El Gobierno de Puerto Rico anunció este miércoles la extensión del periodo libre de pago del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) en alimentos procesados una semana más, tras la declaración de estado de emergencia por el huracán Fiona.

“Como parte de las medidas adicionales que estamos tomando tras el paso del huracán Fiona y con el fin de aliviar la emergencia que aún enfrentan muchas familias, estamos extendiendo el periodo de la exención del pago del IVU en alimentos preparados, hasta el jueves 13 de octubre de 2022”, dijo el gobernador de la isla, Pedro Pierluisi.

Asimismo, destacó que durante el periodo adicional de exención, se continúan estabilizando los servicios esenciales y atendiendo los daños que dejó a su paso el desastre natural.

“Estamos trabajando para retornar a la normalidad, lo más pronto posible”, agregó el gobernador.

El primer periodo de exención del IVU en alimentos preparados comenzó el 22 de septiembre y estaba previsto que finalizara el 6 de octubre. La determinación administrativa 22-09 del Departamento de Hacienda extiende la vigencia hasta el próximo día 13.

Por su parte, el secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés, recordó a los ciudadanos y comerciantes que la exención no incluye la venta de bebidas alcohólicas.

“Esta exención de pago del IVU es únicamente para alimentos preparados que sean vendidos habitualmente con utensilios. Incluye además bebidas carbonatadas, productos de repostería y dulces”, concluyó.

En caso de que un comerciante, por acción u omisión, cobre a un consumidor el IVU en una venta de alimentos preparados, al vendedor se le obligará reembolsar inmediatamente el monto y se le podrán aplicar otras medidas legales.

El huracán, que tocó tierra en el suroeste de Puerto Rico el pasado 18 de septiembre, causó daños catastróficos en la isla, lo que llevó al Gobierno federal a declarar un estado de Desastre Mayor.

Exit mobile version