Puerto Rico inicia proceso de reactivación de turismo empezando por el interno

0
51
224237

PUERTO RICO TURISMO

San Juan, 9 jun (EFE News).- Puerto Rico ha iniciado el proceso de reactivación del turismo nacional como motor para el resurgimiento del sector tras casi tres meses de parón por el coronavirus.

Para ello la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) busca activar a 410.000 residentes a hospedarse y hacer turismo interno durante los meses de junio a septiembre mediante una estrategia de mercadeo.

De acuerdo a un estudio de la CTPR, un 75 por ciento de los puertorriqueños que van a tomar vacaciones en verano escogerían a Puerto Rico como su primera opción.

Pero, un 41 por ciento de los puertorriqueños encuestados aún están considerando si van a vacacionar o no este verano.

Eso si, la Asociación de Dueños de Paradores de Puerto Rico han advertido que mantener los balnearios y otros atractivos turísticos cerrados limita la recuperación del turismo interno, cuya temporada alta es ahora en verano.

Las reservas naturales están autorizadas a abrir pero siguen cerradas ya que se encuentran en proceso de establecer las medidas de seguridad de prevención del COVID-19 pertinentes.

Aun se está a la espera de tener todo el equipo para anunciar la reapertura de cada reserva, que abrirán en días diferentes.

El vicepresidente de la citada organización, Tomás Ramírez, ha apuntado que si “no hay suficientes atracciones abiertas”, las personas que se hospedan “son muchas menos y se ve afectada la economía de la región porque los negocios cercanos que dependen de esos huéspedes no tendrán el volumen suficiente para empezar a dar servicios”.

Los balnearios y las reservas naturales están cerrados desde el 16 de marzo, cuando el gobierno de la isla implantó a través de una orden ejecutiva un toque de queda acompañado de un confinamiento para frenar la propagación del COVID-19.

La clientela de ambos es la que luego acude atraída a hospederías y negocios que dependen del consumidor.

La asociación confía en que en el espacio de unos días se resuelva la situación y se abran, ya que según ha indicado este lunes el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, se recomendará a la gobernadora, Wanda Vázquez, que en la próxima fase de reapertura se incluya a los balnearios y se autorice otras actividades no autorizadas actualmente.

También solicitará que los poseedores de concesiones y franquicias de negocios dentro de balnearios y reservas naturales puedan operar, con las medidas de seguridad pertinentes, como aquellos que venden comida o alquilan atracciones para la playa como barquitos, kayaks o sombrillas.

De acuerdo a la directora ejecutiva de la CTPR, Carla Campos, las hospederías y empresas turísticas en la isla, las cuales en su gran mayoría redujeron sus operaciones a un mínimo durante la cuarentena, hoy están preparadas y listas para recibir a turistas locales.

Con los objetivos de despertar interés e inspirar a los residentes a consumir el producto turístico e infundir confianza sobre los altos estándares de higiene establecidos a través del programa de Salud y Seguridad, la nueva iniciativa de la CTPR para promocionar el turismo interno lleva el nombre de “Check-In Por Tu Isla” y busca la venta de 500.600 cuartos/noches, lo cual se traduciría en 63,5 millones de dólares en ingresos y 5,8 millones en impuestos por habitación.

“Check In por tu Isla” contará con esfuerzos multimedia que dirigirán al turista al portal electrónico de “Voy Turisteando”, marca oficial de turismo interno.

En el portal actualmente se encuentran más de 35 ofertas exclusivas para el turista local durante todo el verano, comenzando desde 69,99 dólares.

Habitualmente durante los meses de verano el mercado local representa hasta un 47 por ciento del total de registros en habitaciones de hoteles.

Durante 2019, un total de 653.000 residentes se alojaron en hospederías tradicionales (hoteles, resorts, paradores, Bed and Breakfast, Guest Houses, Posadas y Condo-Hoteles).

Éstos generaron un ingreso en habitaciones de 135,5 millones y aproximadamente 12,5 millones en impuestos por habitación.

De acuerdo a Campos, los residentes “son un motor clave para el desarrollo de la economía del visitante”.

“Pero, en estos tiempos del COVID-19, hay que ir más allá de crear inspiración y motivación. Hay que recalcar la tranquilidad de vacacionar en casa bajo los más altos estándares de salubridad. Nuevamente, el turismo da un pie al frente para fomentar el desarrollo económico de la isla, acorde con nuestra nueva realidad y con ofertas extraordinarias para estimular el resurgir sólido de nuestra industria”, asevera.