Prueban en África una combinación de fármacos para casos leves de covid-19

0
6
501469

CORONAVIRUS INVESTIGACIÓN

Barcelona (España), 27 abr (EFE).- Un consorcio formado por 26 centros de investigación, empezó a reclutar participantes para hacer en 13 países africanos el mayor ensayo clínico para tratar casos leves de COVID-19 con una combinación de dos fármacos.

El ensayo, denominado ANTICOV, probará la combinación de nitazoxanida (un fármaco conocido como antiparasitario) y ciclesonida (un corticoide inhalado) en personas que sufren coronavirus de forma leve o moderada antes de que se conviertan en casos graves, informó este martes el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), uno de los centros que participa.

Está coordinado por DNDi (Drugs for Neglected Diseases initiative, en castellano iniciativa Medicamentos contra las Enfermedades Desatendidas) y es el mayor ensayo en África para identificar tratamientos precoces contra la COVID-19 que puedan prevenir su progresión a enfermedad grave y limitar su capacidad de transmisión.

Los investigadores advirtieron que muchos hospitales africanos ya tienen llenas sus unidades de cuidados intensivos y que las dosis de vacunas que llegan a los países de África son escasas, mientras aparecen nuevas variantes del coronavirus, por lo que buscan urgentemente “tratamientos asequibles y fáciles de administrar que puedan prevenir la evolución a una forma grave de la enfermedad y frenar la tasa de infecciones”.

Los científicos esperan que con la propagación de las nuevas variantes aumenten los contagios en los próximos meses.

Según el ISGlobal, la combinación de nitazoxanida y ciclesonida presenta dos mecanismos de acción diferentes que podrían actuar en distintas etapas de la infección: uno de ellos es potencialmente activo durante la etapa inicial de replicación viral de la infección por SARS-CoV-2, y el otro reduce la probabilidad de una etapa inflamatoria que puede empezar algunos días más tarde.

Ambos fármacos ya están comercialmente disponibles, son asequibles económicamente, y si se demuestra que resultan efectivos contra la COVID-19 serían de fácil acceso y administración.

También sería uno de los pocos tratamientos para prevenir el avance de la COVID-19 a enfermedad grave.

La inclusión de la combinación de estos dos fármacos en este ensayo fue evaluada a través del Foro Africano de Regulación de Vacunas (AVAREF), creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que facilitó el proceso regulador en cada uno de los países ANTICOV, y por el Comité de Ética de la Investigación para la COVID-19 de la OMS.

Los primeros participantes en este estudio fueron reclutados en la República Democrática del Congo (RDC) y Guinea y en las próximas semanas, nuevos centros de ensayo incluirán participantes en Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Guinea Ecuatorial, Etiopía, Ghana, Kenia, Mali, Mozambique, Sudán y Uganda.

En Mozambique, donde ISGlobal trabaja en coordinación con dos de los centros en los que se hará el ensayo clínico, el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM) y el Centro de Investigación y Formación Sanitaria Polana Caniço (CISPOC), se espera poder empezar a reclutar participantes a finales de mayo.