Protestas paraguayas pierden el respaldo con la vista puesta en el fin de semana

0
10
447939

PARAGUAY GOBIERNO

Asunción, 11 mar (EFE).- Las manifestaciones ciudadanas contra el Gobierno de Mario Abdo Benítez arrancaron el viernes 5 de marzo con el respaldo de miles de ciudadanos que se congregaron frente al Congreso, en Asunción, pero este jueves apenas se citaron unas 200 personas en ese lugar para mantener vivas las protestas.

A pesar de la escasa afluencia, no se descarta que a partir de este viernes y a lo largo del fin de semana se vuelvan a registrar cifras multitudinarias, ya que la gran parte de los manifestantes son trabajadores que no pueden acudir a diario frente al Congreso, según fuentes consultadas por Efe.

Entre los escasos 200 ciudadanos que se citaron este jueves, se encontraba el grupo habitual que resiste desde el pasado viernes y una asociación de la localidad de Luque, próxima a Asunción, que reivindicaban viviendas y, también, el pedido popular de renuncia del Ejecutivo.

La jornada del jueves frente al Congreso transcurrió tranquila, con los asistentes pasándose el megáfono para corear sus cánticos contra el Gobierno.

Otros extendieron en el suelo una bandera paraguaya gigante frente a la barrera policial y se sentaron de forma pacífica sobre ella.

Desde el viernes hasta este jueves, el número de manifestantes ha ido mermando día a día y se observa que en las últimas jornadas han llegado personas del interior del país, aunque de forma puntual y solo durante unas horas.

Además, varias voces del ámbito sanitario están pidiendo a los manifestantes que eviten las aglomeraciones, ya que los casos de coronavirus siguen en aumento y los hospitales y las unidades de terapia intensiva ya se encuentran al borde del colapso.

A eso se suma que esta semana el Ministerio de Salud declaró la alerta rojo sanitaria, a raíz del ritmo de propagación del virus en el país y la situación del sistema sanitario.

Los manifestantes han vuelto a convocar a través de las redes sociales una protesta frente al Congreso para este viernes.

Por su parte, los funcionarios públicos partidarios de Mario Abdo Benítez anunciaron este jueves la postergación de la caravana en apoyo al presidente.

El propio mandatario había pedido a los organizadores del Partido Colorado que aplazaran esa cita, en un intento de llamar a la calma y de evitar las aglomeraciones.

Las protestas contra el Gobierno de Mario Abdo Benítez comenzaron el viernes 5 de marzo, como muestra de la indignación ciudadana ante la gestión de la pandemia, la falta de medicamentos y la tardía y escasa llegada de vacunas contra el coronavirus.

Aunque las jornadas fueron pacíficas la mayor parte del tiempo, varios días terminaron en enfrentamiento entre los policías y los manifestantes, con varios heridos por balines de goma y detenidos.