Protégete del coronavirus

Guía de los tipos de mascarillas (Barbijos, cubrebocas) que se pueden encontrar, cómo funcionan, qué se debe considerar al confeccionar la tuya y el nivel de protección que podrían ofrecer.

0
94

Las mascarillas se han vuelto un emblema del combate contra el coronavirus: funcionarios estadounidenses y de todo el mundo han recomendado , y en algunos casos ordenado, que la gente las use para que se pueda detener la propagación del brote mortal.

Saber de qué tipo usar no es tan sencillo. Las mascarillas quirúrgicas y las N95, las cuales ofrecen la mayor protección y son inmensamente demandadas, deberían reservarse para los profesionales de la salud que están expuestos regularmente a pacientes infectados.

N95
La N95 es la mascarilla más eficaz y reconocible, debido a que puede bloquear al menos un 95 por ciento de las partículas diminutas más difíciles de capturar, de allí su nombre. Este tapabocas fue diseñado para usarse una sola vez y, al utilizarlo, no deben existir espacios entre el borde de la mascarilla y tu piel, pues así es más fácil evitar posibles filtraciones de aire; además, garantiza que no respires partículas de polvo o contaminantes que te puedan perjudicar. Es importante que las mascarillas tengan el tamaño adecuado y que queden bien ajustadas. Este tipo de tapabocas son usados a menudo en las construcciones y no se ajusta bien en los niños.

Quirúrgicas
El diseño de las mascarillas quirúrgicas ayuda a proteger de gotas grandes y salpicaduras. Son menos efectivos que los N95 en parte porque no son tan ceñidos, pero filtran entre un 60 y un 80 por ciento de partículas pequeñas en las condiciones presentes en un laboratorio.

También están hechos para usarse solo una vez y son desechables. Están fabricados con capas de tela sintética respirable, cortada en forma rectangular y con pliegues que sirven para expandirlo y ajustarlo mejor al rostro.

Caseras
Dado que la escasez de mascarillas quirúrgicas es una realidad, muchas personas recurrieron a realizar una mascarilla en casa.
Para tener un buen tapabocas casero se debe utilizar un material con la consistencia suficiente para capturar partículas virales y que permita una respiración tolerable. Tenga en cuenta que se pueden usar camisetas hechas de algodón o una franela con el mayor número de hilos para evitar que se filtren partículas contaminantes.

Caseras con filtro
Esta es otra mascarilla casera es realizada con camisetas o telas 100 por ciento de algodón, que van con un bolsillo cosido para incluir un filtro adicional que puede ser una toalla de cocina o de papel.

La gente ha experimentado con materiales de filtración, entre ellos filtros de aire y bolsas de aspiradoras. Estos pueden ser efectivos, pero pueden presentar riesgos. Muchos no son respirables y pueden contener fibras dañinas que podrían inhalarse. Asimismo, una persona promedio no necesita el nivel de filtración que ofrecen estos materiales.

Una mascarilla es eficaz solo si se pone de la forma adecuada: que ajuste cómodamente desde la parte superior de la nariz hasta debajo de la barbilla sin dejar espacios. Todo el tiempo que estés afuera de tu casa, debes usar una mascarilla sin moverla de arriba hacia abajo. Aunque ninguna mascarilla es cien por ciento efectiva, pueden servir para protegerte a ti y a los demás si se combinan con el distanciamiento social y el lavado regular de las manos.

¿Cuál es el mejor material para confeccionar un cubrebocas?
Los científicos han probado artículos de uso diario para encontrar la mejor opción que nos proteja contra el coronavirus. Fundas de almohadas, franela y bolsas de aspiradora plegadas estilo origami son algunas candidatas.

Los funcionarios de salud federales recomiendan que cubramos nuestros rostros con algo de tela durante la pandemia del coronavirus. Sin embargo, ¿qué material brinda la mayor protección?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado un modelo de cubrebocas sin costuras que puede armarse con una pañoleta y un filtro de café, así como un video que muestra cómo elaborar cubrebocas con bandas elásticas y pedazos plegados de telas que puedes encontrar en tu casa.

Si bien cualquier cosa que cubra nuestro rostro puede reducir la propagación del coronavirus, ya que bloquea los gérmenes que salen a través de la tos o los estornudos de una persona infectada, los expertos dicen que hay mucha variación en la manera en que un cubrebocas casero puede proteger al portador de los gérmenes entrantes, dependiendo de la calidad del material y cómo se ajusta al rostro.

Científicos de todo el mundo se han dado a la tarea de identificar los materiales de uso diario que filtran mejor las partículas microscópicas. En pruebas recientes, los filtros de aire HEPA dieron buenos resultados, al igual que las bolsas para aspiradoras, las capas de fundas de almohada de 600 hilos y las telas similares a las pijamas de franela. Las torres de filtros de café dieron resultados medianamente buenos. Las bufandas y las pañoletas rindieron los peores resultados, aunque sí detuvieron un pequeño porcentaje de partículas.

Leave a Reply