Por Margarita Vidal | EFE  |  [email protected]

Greensboro, NC.- El presidente, Donald Trump, propuso al Congreso una reforma migratoria que permitiría acceder a la ciudadanía a 1.8 millones de indocumentados que llegaron de niños al país a cambio de 25.000 millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza.

Trump ha pedido al Congreso que apruebe una ley que permita a los “soñadores” acceder a la ciudadanía en unos 10 o 12 años si cumplen con algunos requisitos, como tener trabajo, educación y “un buen comportamiento moral”.

A cambio, ha exigido al Congreso 25.000 millones de dólares para construir el muro fronterizo con México, implementar “mejoras” en la frontera con Canadá y reformar los puestos de control, que regulan el tráfico de personas y mercancías.

Además, pide el fin de la llamada “lotería de visados para la diversidad”, que asigna aleatoriamente hasta 50.000 visados al año para los ciudadanos de naciones que tradicionalmente tienen bajas tasas de migración a Estados Unidos, especialmente países africanos y asignar esos 50.000 visados a trabajadores altamente cualificados y familias.

También pide al Congreso que acabe con la “migración en cadena” y que permite a ciudadanos estadounidenses pedir la tarjeta de residente permanente (“green cards”) para sus familiares en el extranjero.

Reacciones

Ante las recientes declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, de legalizar a los inmigrantes a cambio de la aprobación de 25.000 millones de dólares por parte del Congreso para construir un muro en la frontera con México, las reacciones de la comunidad no se hacen esperar.

Ángel torres, mexicano de 26 años, rechaza totalmente la propuesta, “No es posible que estén usando a los inmigrantes para construir un muro, eso está muy mal, sobre todo teniendo en cuenta que los inmigrantes son un gran aporte en el desarrollo económico de la nación”, expresó a HOLA News.

El rechazo se hizo evidente entre la población y muchos se rehusaron a hablar del tema por miedo a represalias, pero la joven de 19 años, Kenia Barraza, expresó su sentir. “No veo bien que estén usando el tema de los inmigrantes para construir una frontera”, dijo.

En tanto, Isabel Toribio, peruana que lleva 15 años en el país, duda de la propuesta de Trump. “Pienso que Trump en realidad no va a construir ese muro como dice. El país no está para gastar millones de dólares, la inmigración ilegal no se resolvería con eso, además. Soy Partidaria de que  es necesario establecer límites y que hagamos las cosas correctamente, pero usar a los inmigrantes, no creo que sea correcto”, apuntó.

Leave a Reply