Washington.- La gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, promulgó una ley que prohíbe casi todos los abortos en ese estado, siempre que se detecte un latido del corazón del feto, por lo que es la prohibición más restrictiva de los Estados Unidos.

“Creo que toda vida inocente es preciosa y sagrada, y como gobernadora, me comprometí a hacer todo lo que esté a mi alcance para protegerla. Eso es lo que estoy haciendo hoy”, dijo Reynolds.

Reynolds convocó una ceremonia para la rúbrica de la ley, que provocó un incremento de la seguridad en el Capitolio de Iowa ya que la legislación ha dividido a sus ciudadanos.

La ley, que entrará en vigor el 1 de julio si no es detenida por los tribunales, requerirá que los médicos realicen una ecografía abdominal para evaluar el latido cardíaco del feto en cualquier mujer que busque un aborto. Si se detecta un latido del corazón, los médicos no podrán realizar ningún tipo de aborto.

Leave a Reply