Profesor se declara culpable de lavado en caso de fraude venezolano

0
16
223061

JUSTICIA

Miami, 2 jun (EFE News).- Bruce Bagley, un exprofesor de la Universidad de Miami (UM) y coautor de una publicación sobre narcotráfico y crimen organizado, se declaró este lunes culpable de lavado de más de dos millones de dólares provenientes de un caso de corrupción venezolana en Estados Unidos.

El académico, uno de los dos autores del libro “Drug Trafficking, Organized Crime, and Violence in the Americas Today” (“Tráfico de drogas, crimen organizado y violencia en la América de hoy”), aceptó este lunes su culpabilidad de dos cargos de lavado de dinero, según los documentos judiciales.

“Bagley pasó de escribir un libro sobre crímenes a cometer crímenes”, dijo el fiscal federal Geoffrey Berman, a cargo del caso.

En sus años de académico, el veterano profesor de relaciones internacionales en la UM era citado en calidad de experto en temas de violencia y narcotráfico en diarios como Miami Herald, New York Times, y el Washington Post.

El estadounidense, de 73 años, enfrenta hasta 20 años de cárcel por cada uno de los cargos.

La audiencia de sentencia, a cargo del juez Jed S. Rakoff, está programada para el próximo 1 de octubre en una corte del Distrito Sur de Nueva York.

Bagley, que fue detenido en noviembre de 2019, usó cuentas bancarias en su nombre y en el nombre de una compañía que creó en Florida para lavar más de dos millones de dólares, según la Fiscalía.

El fiscal Berman señaló que Bagley admitió haber lavado dinero del “soborno y la corrupción, robado a los ciudadanos de Venezuela”. Según la acusación, a partir de 2017, una cuenta abierta por Bagley y a nombre de una compañía de la que era propietario, “comenzó a recibir depósitos mensuales de cientos de miles de dólares de cuentas bancarias ubicadas en Suiza y los Emiratos Árabes Unidos”.

Los depósitos eran de unos 200.000 dólares mensuales, de los que luego el profesor retiraba el 90 % en forma de cheque de caja y pagadero a otro “individuo” no identificado, pero con el que Bagley acudía al banco para completar las transacciones.

Leave a Reply