Profesor hizo pipí en una taza

0
99

La acción del profesor Darvin Bernard Greene generó, después de las 10 de la mañana del pasado martes 11 de febrero, todo tipo de conjeturas y comentarios en las redes sociales, en los periódicos, en los informativos radiales y, por supuesto, en los canales de televisión hasta el punto que aún, luego de una semana, a pesar de la cantidad de noticias que se registran, en las charlas de trabajo, en los cafés, en los restaurantes y en las discotecas de esta ciudad siempre hay alguien que habla de este caso como si fuese, por decir algo, del avistamiento de un ovni.

El Condado de New Hanover realizó una investigación interna antes de llevar a Greene a la oficina del alguacil, según la portavoz del distrito, Caress Clegg.

Greene, evidentemente, es el personaje de esta historia. Él no es una persona joven. Es un hombre preparado académicamente y hasta los oficiales de la policía que recibieron la denuncia, siguen preguntándose: “¿Por qué este profesor hizo pipi en una taza que se utiliza para tomar café si estaba enfrente de algunos alumnos en vez de ir hasta el baño?”.

Algunos médicos que oyeron del caso, sin examinar a Greene, han ex-presado que el profesor sustituto puede estar sufriendo de lo que se conoce como la enfermedad de la vejiga hiperactiva que provoca una necesidad repentina de orinar.

 “En Estados Unidos se registran más de 200.000 casos de la enfermedad de la vejiga hiperactiva que se manifiesta, principalmente, en las mujeres, pero también puede darse en los hombres. La edad avanzada, el agrandamiento de la próstata y la diabetes son factores de riesgo”, dijeron los profesionales de la medicina luego de ser consultados por HOLA News.

Sin embargo, los que tienen la delicada tarea de investigar el proceder del implicado siguen sin resolver el interrogante. Algunos de los que vieron la acción del profesor, se ríen cuando se les pregunta como si aquello hubiese sido un chiste y hacen de cuenta que lo que sucedió fue otra de las situaciones ‘extrañas’ que acontecen en el diario vivir de una escuela.

A Greene, el maestro sustituto que estaba en ‘Williston Middle School’, lo detuvieron por la acción y un juez le dictaminó una fianza de 5.000 dólares, según informó, a los medios de comunicación, el teniente Jerry Brewer, portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de New Hanover.