Productora deja proyecto de cine sobre ataque supremacista en Nueva Zelanda

0
5
558659

NUEVA ZELANDA CINE

Sídney (Australia), 14 jun (EFE).- La polémica en torno al proyecto cinematográfico sobre el ataque supremacista de 2019 en Nueva Zelanda ha provocado que una de sus productoras, Philippa Campbell, decida abandonar el proyecto.

Campbell, de la productora neozelandesa Field Theory, anunció su retirada después de las críticas de la comunidad musulmana neozelandesa, que asegura que el proyecto es prematuro y se centra demasiado en la primera ministra, Jacinda Ardern, informó este lunes la cadena NZTV.

La propia primera ministra también expresó hoy su “incomodidad” con el filme, que llevará el título de “They are us”, aunque subrayó que no es su papel decir qué proyectos deben realizarse o no.

Ardern indicó que los ataques, que causaron 51 muertos, ocurrieron hace escaso tiempo y que en el futuro sí piensa que se deberían contar las historias de la tragedia, pero no se mostró partidaria de que sea la suya.

“No considero que la mía se una de las historias que tengan que ser contadas”, afirmó en una conferencia de prensa.

La Asociación Nacional Islámica de Jóvenes inició una petición en Change.org para boicotear la película con el objetivo de obtener 75.000 firmas, de las que han obtenido en unos pocos días 61.000.

El pasado jueves, la revista cinematográfica “The Hollywood Reporter” informó de que la película será escrita y dirigida por el neozelandés Andrew Niccol, mientras que la actriz australiana Rose Byrne interpretará a Ardern.

“‘They are Us’ (título que proviene de la frase usada por Ardern tras los hechos) no se centra mucho en el ataque sino en la respuesta al ataque”, dijo Niccol al medio estadounidense, al agregar que se trata de “cómo un acto sin precedentes de odio fue superado por una avalancha de amor y ayuda”.

El anuncio de la película, de la que aún no se sabe cuándo empezará a rodarse, provocó una lluvia de críticas en Nueva Zelanda por quienes la tachan de prematura debido al poco tiempo transcurrido desde 2019 y de dejar a las víctimas y héroes musulmanes en un segundo plano.

“Preferimos una película que se centre en las víctimas del ataque y sus familias”, expresó la semana pasada la representante del Consejo de Mujeres Islámicas en Nueva Zelanda, Anjum Rahman.

Una de las críticas más duras fue la del escritor y activista Guled Mire, quien calificó al filme de “insensible” por considerar que alimenta la “mentalidad de salvador blanco” al centrarse en Ardern, según la cadena TVNZ.

Ardern generó la admiración mundial por su empatía al acudir con el velo islámico a reunirse con las víctimas del ataque del 15 de marzo de 2019 contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, así como por promover la compasión y la empatía con las víctimas, en lugar de priorizar la venganza.

Tras este ataque perpetrado por el australiano Brenton Tarrant el 15 de marzo de 2019 con armas semiautomáticas y de estilo militar y que fue retransmitido parcialmente en las redes sociales, Ardern también emprendió una cruzada internacional contra los mensajes de odio y promovió una reforma a la tenencia de armas.

Asimismo, la mandataria laborista, quien se distanció de la película, ordenó una investigación sobre esta tragedia, cuyo autor fue condenado a la cadena perpetua sin derecho a fianza.