Procuraduría boliviana analizará “acta por acta” de comicios anulados de 2019

0
10
685876

BOLIVIA ELECCIONES

La Paz, 4 oct (EFE).- La Procuraduría General del Estado de Bolivia anunció este lunes que comenzará una investigación “acta por acta” de los comicios de 2019 que fueron anulados, tras denuncias de un supuesto fraude electoral, y así conocer la “verdad histórica” de los hechos.

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, manifestó en una conferencia de prensa que a partir del 11 de octubre se comenzará a realizar la indagación en la que puede participar la sociedad civil para analizar las actas de los fallidos comicios de 2019 que derivó en una crisis política y social y la renuncia de Evo Morales a la Presidencia denunciando un supuesto “golpe de Estado”.

El estudio también analizará el cumplimiento del acuerdo suscrito entre la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Estado boliviano, al igual que la revisión del informe del análisis realizado por la secretaría general de la OEA.

“Queremos que se tome en cuenta que estamos buscando la verdad histórica de esos resultados, como hayan sido, vamos a revisar”, indicó Chávez.

El procurador, quien fue el abogado del expresidente Evo Morales, manifestó que para este trabajo se realizaron convenios con las universidades estatales de La Paz como la Universidad Mayor de San Andrés y la Universidad Pública de El Alto para que los egresados de informática colaboren con el trabajo de la revisión de las actas electorales.

“Vamos a hacer un trabajo directo para desmoronar y definitivamente enterrar la mentira y que triunfe la verdad de las elecciones que han ocurrido en 2019”, señaló Chávez.

Prosiguió enfatizando que el pueblo necesita saber “que los bolivianos no somos unos fraudulentos y que somos sobre todo democráticos”.

Es así que invitó a la sociedad civil, a los delegados de mesa, jurados electorales, presidentes de mesa de sufragio de esa elección para “acompañar” este proceso y que puedan “corroborar” la información.

En agosto el presidente del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), Óscar Hassenteufel, indicó que la revisión de esas actas no tienen efecto “sobre el principio de preclusión”.

El 10 de noviembre de 2019, la OEA publicó el resultado de la auditoría que detectó irregularidades “muy graves” como la manipulación en el sistema informático de trasmisión y cómputo de resultados, por lo que recomendó nuevas elecciones.

Esta situación derivó en una crisis social y política, además de la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, denunciando que fue forzado por un supuesto “golpe de Estado”.

El Gobierno boliviano manifestó en agosto que la autoría de la OEA “no es vinculante” y que es “unilateral y parcializada”, por lo que se basaron en otro peritaje realizado en España encargado por la Fiscalía boliviana que señalaba que “no hubo manipulación” de los resultados de los comicios anulados de 2019 para cerrar el caso denominado “fraude electoral” que investigaba los hechos ocurridos en esos comicios.

El Gobierno de Luis Arce ha criticado en varias ocasiones el actuar del secretario general de la OEA, Luis Almagro.