Home Estados Unidos Prisión para jamaicano que entró múltiples veces ilegalmente en EEUU y mintió

Prisión para jamaicano que entró múltiples veces ilegalmente en EEUU y mintió

ARCHIVO/EFE/Jeff Scheid

Miami, 8 dic (EFE).- Un jamaicano cuya identidad no fue divulgada fue condenado este jueves en Florida a cuatro años de cárcel por entrar reiteradamente de forma ilegal en EE.UU. desde 1985, dar una identidad falsa y obstruir el proceso de su deportación.

Según las pruebas presentadas durante el juicio en un tribunal de Jacksonville, en el noreste de Florida, el jamaicano tuvo su primer problema con las autoridades de inmigración en 1985 en la ciudad de Miami, cuando reclamó ser un ciudadano estadounidense de nombre Freddie Davis.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses, tras determinar que no era ciudadano de este país, le permitieron regresar voluntariamente a su país de origen, Jamaica, señaló en un comunicado la Fiscalía del Distrito Medio de Florida.

El jamaicano intentó un mes después de su deportación volver a entrar en territorio estadounidense, esta vez a través de West Palm Beach, donde presentó a las autoridades un pasaporte fraudulento a nombre de un ciudadano de Bahamas, Joseph Gordon.

“Esta artimaña fue descubierta y fue deportado a Jamaica”, indicó la Fiscalía.

Un tiempo después logró entrar ilegalmente en Estados Unidos, pero fue detenido en 1988 en Dallas por las autoridades migratorias, a las que mintió al decir, primero, que su nombre era Joseph Gordon y que era ciudadano estadounidense nacido en las Islas Vírgenes estadounidense, y, en una segunda versión, que era ciudadano de Bahamas.

Un juez ordenó entonces su deportación a Jamaica, pero no se llegó a cumplir.

En 2018, tras cumplir una sentencia de prisión en Florida, el jamaicano, que utilizaba el falso nombre de Ricardo Jones, fue puesto bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EE.UU. en Miami, que trató infructuosamente de determinar con las autoridades de Jamaica si el preso tenía esa nacionalidad.

En repetidas ocasiones, las autoridades estadounidenses le advirtieron de que podría ser procesado si continuaba obstruyendo su deportación.

Esta rocambolesca historia prosigue en 2019, cuando se fijó una entrevista con el consulado de Jamaica a la que se negó a asistir.

Preguntado por su nacionalidad por un agente del ICE, respondió: “Solo Dios sabe mi nombre”.

Pese a la voluntad del ICE por deportar a Jamaica al hombre, el consulado del país caribeño informó a este organismo una vez más que “no podía emitir un documento de viaje porque no había pruebas concluyentes de que fuera ciudadano jamaicano”.

La insólita situación se repitió durante 2019 en varias ocasiones en las que el jamaicano se negó a proporcionar más información sobre sí mismo y dijo que se llamaba Freddie Davis.

“Este individuo tiene un historial criminal violento de incumplimiento de muchas leyes de EE.UU. Su extenso pasado delictivo es una amenaza para la seguridad pública”, dijo en Miami Garret Ripa, director de la Oficina de Detención y Deportación (ERO) del ICE en Miami.

Exit mobile version