Raleigh, NC.- El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS), dio a conocer que se han producido las primeras muertes relacionadas con la gripe en el estado durante la temporada 2017-18, después que dos adultos murieran a causa de una infección por influenza, desde mediados a fines de octubre.

Una de las muertes ocurrió en la región de Piedmont, en Carolina del Norte, y la otra en la región oriental del estado.  Para proteger la privacidad de las familias, NCDHHS no divulgará la ciudad de origen, el condado, la edad o el sexo de ninguna persona.

“Ofrecemos nuestras más profundas condolencias a las familias”, dijo el epidemiólogo estatal Zack Moore.  “Estas pérdidas personales también son un recordatorio para todos nosotros de que la gripe puede ser una enfermedad grave. Rogamos encarecidamente a las personas a que se protejan al obtener una vacuna contra la gripe esta temporada, si no lo han hecho ya”.

Las vacunas contra la gripe están disponibles en hospitales, farmacias, consultorios médicos privados, algunos centros de atención de la salud calificados a nivel federal y departamentos de salud locales. Está disponible un buscador de vacunas contra la gripe en http://flu.nc.gov que puede ayudarlo a encontrar las clínicas más cercanas que aplican está vacuna.

Las infecciones de la gripe son más comunes desde finales del otoño hasta principios de la primavera en Carolina del Norte, con una actividad máxima que generalmente ocurre en enero o febrero. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), recomiendan la vacunación anual contra la gripe para todas las personas mayores de 6 meses. Por segundo año consecutivo, el CDC recomienda la vacuna inyectable en lugar del aerosol nasal, debido a las preocupaciones sobre la eficacia del aerosol nasal.

Según estudios citados por el CDC, la vacunación contra la gripe puede proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente de la gripe, como los adultos mayores, las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades crónicas (incluida la obesidad) y los niños pequeños.  Además, protege a las mujeres embarazadas y sus bebés en desarrollo.

Leave a Reply