Presidente de Tribunal Electoral mexicano rechaza acusaciones de corrupción

0
4
599119

MÉXICO CORRUPCIÓN

Ciudad de México, 19 jul (EFE).- El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas, quien es acusado por la Secretaría mexicana de Hacienda (SHCP) de corrupción, reiteró este lunes que es “inocente”.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, Vargas sostuvo que el no ejercicio de acción penal en su contra es válido pues ha demostrado que su patrimonio es legal y sus ingresos están comprobados y declarados.

Esta reacción ocurre después de que este lunes, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la SHCP, cuestionara que la Fiscalía General de la República (FGR) exonere a Vargas, denunciado por la UIF en 2020 por enriquecimiento ilícito superior a los 36 millones de pesos (unos 18 millones de dólares).

Al respecto, Vargas señaló que la decisión judicial de exonerarlo “está debidamente sustentada en pruebas fehacientes” que acreditan que no ha cometido delito alguno.

Recordó que en diciembre de 2020 se presentó voluntariamente ante la Fiscalía General de la República para atender las denuncias que la UIF interpuso en su contra, con el compromiso de ofrecer las pruebas necesarias y demostrar su inocencia.

“Tras varios meses de investigación, la Fiscalía General de la República por conducto de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, concluyó que las imputaciones que se hicieron en la denuncia no corresponden a la realidad y resolvió decretar el no ejercicio de la acción penal”, dijo.

Y expresó que se mantendrá a disposición de las autoridades para litigar estos asuntos ante las instancias correspondientes, pues, afirmó, es una persona respetuosa de las instituciones, el proceso y el orden jurídico mexicano.

Además, lamentó que se “deteriore y se corrompa” el proceso legal mediante filtraciones a medios de comunicación.

Este lunes el periódico Reforma publicó que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción cerró la carpeta de investigación contra Vargas el pasado 15 de junio.

La UIF había presentado la denuncia en 2020 tras encontrarle gastos de 36,7 millones de pesos (más de 1,8 millones de dólares) de 2013 a la fecha pese a haber declarado en ese periodo un ingreso de 16,7 millones de pesos (835.000 dólares).

El magistrado declaró en diciembre pasado ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción porque la UIF detectó compras de propiedades en zonas de lujo de Ciudad de México, Estado de México y Miami.

“José Luis ‘N’, un familiar y personas físicas y morales operan instrumentos financieros y corporativos, donde se identificaron diversos depósitos en las cuentas bancarias de un familiar, mismos que no guardan relación directa con lo declarado ante la autoridad”, reiteró este lunes la UIF.

El caso ha cobrado relevancia porque el jurista llegó en 2016 a la Sala Superior del TEPJF nominado por el entonces mandatario, Enrique Peña Nieto (2012-2018), y en noviembre pasado se convirtió en presidente del Tribunal Electoral.

La oposición ha acusado al magistrado de estar sesgado a favor del partido en el poder en turno, que ahora es el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Ante la polémica que generó la decisión de la FGR, la UIF aseguró que impugnó el “ejercicio de la no acción penal” ante el juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte de Ciudad de México.