López Obrador mejora cálculos de crecimiento para ganarse a los banqueros

0
21
448909

MÉXICO BANCA

México, 12 mar (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este viernes ante la plana mayor de los banqueros que el país crecerá al menos un 5 % en 2021, una cifra optimista que sirve para calmar las aguas de un sector privado molesto por polémicos cambios legislativos.

“Falta que lo dé a conocer Hacienda, en el caso de la Presidencia tenemos un estimado de crecimiento de cuando menos 5 %”, aseveró el presidente en la clausura de la 84 Convención Bancaria y tras atestiguar la llegada de Daniel Becker como nuevo presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

El mandatario destacó que ya se han recuperado 500.000 empleos formales de los cerca de 1,1 millones que desapareció la pandemia en 2020 y apuntaló la versión del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, que minutos antes pronosticó un 2021 “de mucho mayor crecimiento” al previsto.

El crecimiento del 5 % ocurriría después del desplome histórico del 8,2 % de la economía mexicana en 2020, su peor contracción desde la Gran Depresión de 1932.

Antes de la clausura, que transcurrió con total cordialidad, varios expertos advirtieron sobre posibles “choques” entre el Gobierno estadounidense y el mexicano por la política energética y el discurso de “soberanía” del presidente López Obrador.

DISCUTIDA REFORMA ELÉCTRICA

“Esta parte de la energía es un área donde vamos a ver choques en aumento”, manifestó Duncan Wood, vicepresidente de Estrategia y Nuevas Iniciativas del Woodrow Wilson Center.

Este último día de la Convención Bancaria ocurrió días después de promulgarse la discutida reforma a la Ley de la Industria Eléctrica de México que privilegia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la empresa del Estado, sobre las firmas privadas y extranjeras.

Aunque un juzgado federal suspendió provisionalmente este jueves los efectos generales de la reforma por violar la libre competencia, López Obrador anunció antes de acudir a la reunión de banqueros que pedirá investigar a los jueces al acusarlos de estar “al servicio” de intereses particulares y extranjeros.

En la segunda conferencia del día, el presidente y director ejecutivo del fondo de inversión BlackRock, Larry Fink, aseguró apuntando también a la Ley de la Industria Eléctrica que México necesita “que haya participación privada y pública” para transitar del uso de hidrocarburos a la energía solar y eólica.

“Si no nos enfocamos hoy, en 30 años vamos a tener muchísimos problemas. Y yo le pido a todos los Gobiernos que necesitamos reunirnos Gobierno y sector privado para planear a largo plazo”, indicó el director del fondo de inversión más grande del mundo.

Fink, quien tiene una cercana relación con López Obrador, advirtió que “las empresas y países que negaron el cambio climático van a sufrir una reasignación de capital”, que va a ir a parar a otras compañías y naciones con una visión energética de futuro.

Tras las quejas acumuladas durante los dos días de convención, el mandatario aseguró en el cierre que “no cambiarán las reglas” de operación de los bancos y que no habrá “trabas de ninguna índole en el mercado nacional”.

“Que nadie se confunda. Seremos siempre respetuosos de las empresas y los bancos del sector privado nacional y extranjero. Repito: estamos a favor de que se hagan negocios en México en el marco de la ley y con ganancias razonables. Lo que no se permite es la corrupción y el influyentismo. Eso se acabó”, remarcó.

CERCANÍA ENTRE BANCOS Y GOBIERNO

Pese a las fricciones, los banqueros mexicanos tendieron su mano al Gobierno para cumplir con el nombre de la convención de este año, llamada “La banca como impulsor del desarrollo económico 2021”.

El nuevo presidente de la ABM, Daniel Becker, pidió tras inaugurar su cargo actuar “todos juntos” para acelerar “la recuperación económica con acciones y políticas adecuadas”.

“No tenemos duda de que con una agenda común se pueden lograr muchas cosas. A todos los diferentes actores involucrados les agradezco y reconozco su esfuerzo en estos meses y les reitero la voluntad de esta nueva mesa directiva para trabajar en conjunto”, zanjó.

López Obrador recogió el guante y se comprometió con los banqueros a cumplir una de sus grandes peticiones y llevar a cabo “muy pronto” una reforma “profunda, radical, de simplificación (burocrática) en beneficio de las empresas, en especial de las pequeñas y medianas empresas”.