Presidente de México insiste en la necesidad de su polémica reforma eléctrica

0
9
469767

MÉXICO ENERGÍA

México, 30 mar (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió este martes en su primer informe trimestral de 2021 en la necesidad de su reforma eléctrica para reparar “el grave daño” causado al sector por los Gobiernos anteriores.

“En cuanto a la reforma eléctrica, la reforma que acaba de aprobar al Congreso, permitirá reparar el grave daño que causó las privatizaciones al sector público y a la economía popular”, expresó durante un austero acto en el Convento de la Emperatriz del Palacio Nacional.

López Obrador se refirió a la reciente reforma que impulsó para priorizar a la empresa pública Comisión Federal de Electricidad (CFE) en detrimento de las empresas privadas nacionales y extranjeras, la cual ha sido suspendida indefinidamente por un juez.

El presidente aseguró que durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), “el mercado se abrió para dar preferencia a las empresas particulares nacionales y extranjeras”, mientras que las plantas de la CFE “fueron completamente abandonadas”.

Por eso, dijo que su Gobierno “continuará fortaleciendo a la Comisión Federal de Electricidad”, pues es “una empresa pública que no puede ser ninguneada como hicieron los Gobiernos neoliebrales”.

“Seguiremos revisando los contratos leoninos (con empresas privadas). No es justo que los consumidores domésticos paguen con tarifas más elevadas que las grandes cadenas comerciales”, dijo.

Asimismo, afirmó que su Gobierno busca “producir en México gasolinas, diesel y el gas que consumimos” para ser autosuficientes.

“La política petrolera del país tiene como propósito respetar contratos otorgados por la llamada reforma energética del sexenio anterior pero no entregaremos nuevas concesiones para la explotación petrolera”, expresó.

A pesar de que bajo su Gobierno se han encontrado “tres grandes yacimientos petroleros”, el país no extraerá “más petróleo” del necesario para el mercado interno, y no se extraerán más de dos millones de barriles diarios.

Aseguró que el Gobierno seguirá “reduciendo los impuestos” a la petrolera estatal Petróleos mexicanos (Pemex), empresa que “se terminará de limpiar de corrupción”.

Dijo que no se repetirán casos de corrupción como los sobornos que recibió el exjefe de Pemex Emilio Lozoya (2012-2016) del caso Odebrecht.

Y recordó que el próximo año se terminará de construir una refinería en Dos Bocas, en su estado natal de Tabasco.