Presas del centro de México continúan llenas tras fuertes inundaciones

0
8
657396

MÉXICO LLUVIAS

Ciudad de México, 9 sep (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó este jueves que la inundación en Tula, en el central estado de Hidalgo, que dejó al menos 14 muertos, se debió a que las presas rebasaron su capacidad, lo que causó la creciente del caudal de río Tula, que se desbordó.

“Se rebasaron las presas más allá de su capacidad y esto fue lo que provocó la inundación y el que se salieran de cauces los ríos, en el caso de Tula”, explicó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

Explicó que aún hay traslados a albergues en Tula porque no ha bajado el nivel del agua o “ha bajado muy poco”, y señaló que personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) está trabajando en coordinación con el Gobierno estatal.

Agregó que ahora las presas se están “cerrando y abriendo” de acuerdo a la lluvia, y ya ha habido una disminución en el volumen de agua de las presas.

Recalcó que el desbordamiento del río Tula se debió a que las presas están llenas. Dijo que en la zona del hospital -donde murieron 14 personas- el cauce es más angosto y no resistió, por lo que se produjo una mayor inundación.

“Se están viendo las presas río arriba y río abajo y se está atendiendo”, sentenció.

Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil, dijo que hasta ahora se han registrado 31.000 viviendas afectadas, mientras que un promedio de 250 personas se encuentran en albergues.

Asimismo, señaló que el propio gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, ha pedido que no se retiren del lugar y sigan prestando ayuda a los damnificados.

El lunes, las lluvias que, según autoridades, se iniciaron cerca de las 18.00 hora local (23.00 GMT), provocaron el desbordamiento del río Tula, que dejó inundaciones que superaron en algunos casos los 2 metros de altura.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) un total de 14 personas murieron en un hospital luego de que el nosocomio se inundara.

El martes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que se activó un plan de emergencia en la región y prometió ayuda a los damnificados.

El gobernador Fayad llamó este miércoles a los habitantes de las zonas cercanas al río Tula evacuar sus viviendas de forma inmediata debido a una alerta por un excedente de agua tras el desfogue de una presa en el vecino Estado de México.