Por encima de las expectativas

0
19

POLIDEPORTIVO ESPECIAL 2020

Natalia Arriaga

Madrid, 28 dic (EFE).- De algunos, como Luka Doncic, Ansu Fati o Armand Duplantis, ya se esperaba mucho; de otros, como Iga Swiatek o Jannik Sinner, solo tenían noticia los expertos. Pero el insólito guion de 2020 repartió un papel estelar a deportistas que, en circunstancias adversas, estuvieron muy por encima de las expectativas que se les concedían al comenzar la temporada.

Como los anteriores, Tadej Pogacar o Collin Morikawa aún no han llegado o acaban de estrenar la veintena. Aunque también un treintañero como Julian Nagelsmann o un cincuentón como Hansi Flick tienen sitio entre los deportistas que sorprendieron por llegar en 2020 más allá de donde se esperaba.

LUKA DONCIC

El esloveno ya fue elegido en 2019, su primera temporada en la NBA, el mejor novato de la liga. Tras dos campañas, la web de la propia competición considera el suyo “uno de los mejores comienzos de carrera que la liga ha contemplado jamás”.

Para cuando cumplió 21 años en este 2020, ya era el jugador de la historia con más triples-dobles, 21, antes de llegar a esa edad. Los Dallas Mavericks no habían tenido desde el gran Dirk Nowitzki a ningún jugador en el mejor equipo de la temporada y con Doncic han vuelto a ver su nombre entre los elegidos.

Doncic fue el cuarto jugador más votado en la elección del MVP de la liga. Para las casas de apuestas, es el favorito para convertirse en MVP en la 2020-2021.

ARMAND DUPLANTIS

Antes de cumplir en noviembre los 21 años, el sueco batió dos veces a principios de 2020 el récord mundial de salto con pértiga, que dejó en 6,18 m.

Tras el confinamiento, en el que se hizo célebre por los vídeos de sus saltos en el jardín de su casa, en septiembre superó por un centímetro la mejor marca universal al aire libre que poseía Sergey Bubka, hasta dejarla en 6,15.

En Tokio hay una medalla olímpica de oro esperando a que graben su nombre.

TADEJ POGACAR

Otro esloveno precoz: el ciclista Tadej Pogacar ganó este año el Tour Francia en la víspera de su 22 cumpleaños. Lo hizo de una manera sorprendente, con una victoria grandiosa en la contrarreloj del penúltimo día, cuando la victoria parecía sentenciada para su compatriota Primoz Roglic.

También ganó la clasificación de la montaña y, por supuesto, la de los jóvenes. En las más que centenaria historia del Tour solo ha habido un vencedor de edad inferior a Pogacar, Henri Comet, que ganó con 19 años en 1904.

IGA SWIATEK

Ni un solo título de la WTA adornaba el currículum tenístico de la jugadora polaca Iga Swiatek antes de que se proclamara campeona de Roland Garros con 19 años. Al empezar el torneo era la número 54 del mundo; acaba el año como la decimoséptima.

En su camino hacia el título derrotó a la primera cabeza de serie, la rumana Simona Halep, diez años mayor, por un contundente 6-1 y 6-2 con sabor a relevo generacional.

Ningún polaco, hombre o mujer, había ganado antes un torneo del Grand Slam de tenis.

JANNIK SINNER

Sobre las mismas pistas parisinas, en un Roland Garros disputado excepcionalmente en otoño, el italiano Jannik Sinner, también de 19 años, dejó una huella imborrable en su debut en el torneo.

Su recital de tenis agresivo y valiente, a ratos genial, pero a la vez medido y sereno, solo se agotó en cuartos de final ante, ¿quién, si no?, Rafael Nadal, que luego conseguiría su decimotercer título.

Mientras Novak Djokovic y Nadal se las ingeniaron para mantener los números uno y dos del mundo ante las acometidas de Dominic Thiem, Alexander Zverev o Daniil Medvedev, un huracán llamado Sinner se ha convertido en una amenaza para las dos generaciones que le preceden.

ANSU FATI

El delantero del FC Barcelona Ansu Fati, que alcanzó en octubre la mayoría de edad, empezó a batir marcas en 2019, cuando se convirtió en el futbolista más joven de la historia del club en marcar en la primera división española, con 16 años y 304 días.

En 2020 continuó tumbando marcas de precocidad: el más joven en jugar la Supercopa de España, el más joven en lograr un doblete en la liga, el más joven en marcar dos goles en un partido de Champions y, sobre todo, en septiembre, con un tanto ante Ucrania en la Liga de Naciones, el más joven goleador de la historia de la selección española, a sus 17 años y 311 días. El récord ya acumulaba polvo: lo tenía Juan Errazquin desde 1925 (18 años y 334 días).

COLLIN MORIKAWA

Antes de 2020, los números del golfista estadounidense Collin Morikawa no llamaban la atención. Su mejor resultado en un ‘major’ había sido un puesto 35 en el Abierto de Estados Unidos de 2019, año de su debut profesional.

Pero en su segunda grande, el PGA Championship de 2020, progresó más que adecuadamente, con una victoria impredecible ante rivales de la talla de Dustin Johnson, Paul Casey o Justin Rose.

Entregó dos primeras tarjetas de 69 golpes. Un tercer recorrido de 65 lo colocó en cuarta posición, a dos de Johnson. Pero una cuarta jornada excepcional que completó con 64 golpes le dio el triunfo a la edad de 23 años y en su primera participación en el torneo.

A-LIM KIM

También en el circuito femenino se produjo una sorpresa similar, cuando 2020 estaba a punto de acabar. En diciembre, la surcoreana A-Lim Kim debutó en el Abierto de Estados Unidos y, pese a llegar al último recorrido a cinco golpes del liderato, sendos birdies en los últimos tres hoyos la llevaron al triunfo.

Tiene 25 años y, aunque es profesional desde 2013, hasta ahora su historial solo contemplaba un par de victorias en el circuito surcoreano.

JULIAN NAGELSMANN

Por su edad, 33 años, el alemán Julian Nagelsmann se ha ganado el título honorífico de entrenador del futuro. A los 29, cuando dirigía al Hoffenheim y lo llevó a la Liga de Campeones, ya fue elegido mejor técnico de la Bundesliga.

La pasada temporada, su primera a cargo del RB Leipzig, condujo al equipo al tercer puesto de la Bundesliga y, en Champions, lo colocó con un fútbol versátil y de rápidas transiciones a la “burbuja” de la Champions disputada en Lisboa; allí reunió la UEFA a los ocho mejores equipos de Europa para decidir de forma concentrada una competición alterada por la pandemia.

El sorteo emparejó al Leipzig con el Atlético de Madrid. El equipo alemán fue el justo vencedor (2-1) y alcanzó las semifinales. El planteamiento táctico de Nagelsmann, que ahogó el centro del campo del Atleti, y los cambios que introdujo para anular a Joao Félix decidieron el choque y confirmaron lo que ya sospechaba toda europa: que es un técnico con mayúsculas.

Cayó en la penúltima ronda ante el PSG.

En la actual temporada el Leipzig es tercero en la liga alemana, a dos puntos del Bayern, y jugará en octavos de la Liga de Campeones ante el Liverpool.

HANSI FLICK

Al banquillo precisamente del Bayern llegó en noviembre de 2019 Hansi Flick como entrenador interino tras la destitución de Niko Kovac. El equipo estaba moralmente tocado tras algunas goleadas humillantes, como un 5-1 ante el Eintracht que precipitó el cambio.

Flick revitalizó al equipo, que empezó la nueva etapa con una victoria por 4-0 sobre el Borussia Dortmund. En diciembre el club cambió su condición de interino por la de entrenador titular. El equipo volvía a estar unido, la afición volvía a tener fe.

Los resultados logrados en 2020, todos los posibles, demostraron que Flick había sido la solución correcta: el Bayern ganó en 2020 la liga, la copa y la supercopa alemanas, la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa.

A sus 55 años, Flick, a quien también se le considera el ‘autor intelectual’ de la victoria de Alemania en el Mundial de 2014, ha ampliado su contrato con el club muniqués hasta 2023. Antes de 2020 no era precisamente un don nadie, pero ahora es un primer ministro.