San Juan, Puerto Rico.- El Carnaval de Ponce, un evento heredado de los españoles, celebró  sus 160 años de origen, con el desfile de vejigantes, entre otros personajes, y dedicado a los voluntarios que trabajaron en la reconstrucción del municipio sureño tras el paso del huracán María.

Con la actuación adicional de comparsas, bandas de marcha, carrozas, el Rey Momo y reinas, el desfile arrancó en el Bulevar Miguel Pou, intersección con el Centro del Sur Mall, continuó hacia el Puente de los Leones y culminó en la Plaza Las Delicias.

Los vejigantes de Ponce, con trajes hechos de tela de colores brillantes y usando máscaras hechas de cartón piedra y formadas con figuras monstruosas, largos cuernos y dientes afilados, se pasearon asustando a los asistentes.

“¡Vejigante a la boya, pan y cebolla!” o “Vejigante está pintao de verde, amarillo y colorao!” fueron algunos de los estribillos que los vejigantes interpretaron durante el evento, traído a Puerto Rico por los catalanes que vinieron a la isla y se establecieron en Ponce.

Leave a Reply