Políticos y obispos lamentan la muerte del antiguo nuncio en Venezuela

0
13
755794

VENEZUELA IGLESIA

Caracas, 2 dic (EFE).- Diversos políticos y la Conferencia Episcopal Venezuela (CEV) lamentaron este jueves la muerte del arzobispo Aldo Giordano, a los 67 años de edad, que fue nuncio apostólico en la nación caribeña entre 2013 y mayo de este mismo año y presidió la beatificación del doctor José Gregorio Hernández.

“La Conferencia Episcopal Venezolana comparte el más profundo sentimiento de comunión y esperanza por el sensible fallecimiento de monseñor Aldo Giordano, quien fue nuncio apostólico en Venezuela desde octubre de 2013 hasta mayo de 2021”, escribió la CEV en un breve mensaje en Twitter.

Por su parte, la Arquidiócesis de Caracas detalló que Giordano “murió después de luchar contra la covid-19 en el viejo continente, donde se encontraba como nuncio apostólico ante la Unión Europea (UE)”.

Giordano nació en Cuneo, en el norte de Italia, el 20 de agosto de 1954. Cursó la escuela media y secundaria en el Seminario de su ciudad natal y completó sus estudios de Teología y Filosofía, obteniendo su licenciatura en 1978. Su ordenación sacerdotal se llevó a cabo el 28 de julio de 1979.

La alcaldesa electa de Caracas y ex vicepresidenta, Carmen Meléndez, también lamentó “el sensible fallecimiento” de Giordano, de quien dijo que “estuvo siempre junto al pueblo venezolano como nuncio apostólico y que con tanta alegría acompañó la causa de la beatificación” de José Gregorio Hernández.

“Gracias por amar tanto a Venezuela. Paz a su alma”, concluyó Meléndez.

Por su parte, la exdiputada opositora Olivia Lozano transmitió sus “más sinceras condolencias” a los familiares de Giordano, a la Iglesia Católica y a “todos sus feligreses”.

El jefe de misión de la Delegación de la UE en Caracas, Rafael Dochao, envió también sus “más sinceras condolencias por el fallecimiento” de Giordano, a quien definió como “excolega” por su labor diplomático.

El europeo recordó que no conoció personalmente a Giordano pero “todo el mundo habla maravillas” de él.