Policía canadiense reconoce el fracaso de búsqueda de dos presuntos asesinos

0
20
153380

CANADÁ SUCESOS

Toronto (Canadá), 31 jul (EFEUSA).- La Policía Montada canadiense reconoció hoy el fracaso de las operaciones en el centro del país de búsqueda y captura de dos fugitivos acusados de tres asesinatos y afirmó que ha decidido reducir el número de efectivos destinados.

La reducción de los efectivos policiales que buscan a Bryer Schmegelsky, de 18 años, y Kam McLeod, de 19, en una remota área del norte de la provincia de Manitoba, en el centro de Canadá, coincide con la decisión de las autoridades de cancelar el despliegue de personal y material de la Fuerza Aérea canadiense que estaban colaborando en la operación.

Pero la comisaria adjunta de la Policía Montada, Jane MacLatchy, afirmó hoy durante una rueda de prensa en Winnipeg (Canadá), que la operación de búsqueda de Schmegelsky y McLeod “no ha terminado” y el cuerpo policial mantendrán agentes en la comunidad de Gillam, el último lugar donde los dos fugitivos fueron avistados a principios de la pasada semana.

A pesar de la presencia de decenas de agentes de Policía, perros de búsqueda, drones e incluso un avión de vigilancia Hercules de la Fuerza Aérea canadiense que han revisado 11.000 kilómetros cuadrados, los dos sospechosos no han sido avistados desde hace nueve días, antes de que fuesen acusados de tres asesinatos.

Los agentes también han visitado más de 500 viviendas en las comunidades de Gillam y Fox Lake tras recibir más de 260 posibles pistas sobre el paradero de Schmegelsky y McLeod.

MacLatchy rechazó el criticismo ante la falta de resultados de la operación y dijo que la región, llena de ciénagas y bosques que en esta época del año está infestada de mosquitos, “es un lugar en el que es muy difícil encontrar a alguien que no quiere ser localizado”.

En la zona también es frecuente la presencia de depredadores como lobos y osos polares por lo que la Policía también trabaja con la posibilidad que los dos jóvenes hayan perecido y que la búsqueda sólo dará como resultado la localización de sus cadáveres.

Pero MacLatchy también afirmó que la pareja de fugitivos parece haber recibido ayuda para salir de la zona a pesar de la intensa presencia policial y los controles establecidos en las carreteras que conectan Gillam.

MacLatchy también negó que la Policía Montada tardase demasiado tiempo en iniciar la búsqueda de los dos sospechosos y avisar a otras agencias policiales del país.

Las autoridades buscan a Schmegelsky y McLeod desde que el vehículo en que viajaban en la provincia de Columbia Británica, en el oeste del país, fuese descubierto calcinado el pasado 19 de julio.

El descubrimiento del vehículo coincidió con el asesinato de una pareja de turistas, la estadounidense Chynna Deese, de 24 años, y el australiano Lucas Fowler, de 23, que también viajaban por carretera en la misma zona del norte de Columbia Británica fronteriza con Alaska.

Las autoridades temieron inicialmente que su desaparición fuese obra del mismo asesino que mató a los dos turistas. Pero el caso dio un vuelco cuando la Policía encontró en las cercanías del vehículo de Schmegelsky y McLeod el cuerpo de un experto botánico, Leonard Dyck, de 64 años.

Tras el descubrimiento de los restos de Dyck, la Policía emitió una orden de búsqueda y captura contra Schmegelsky y McLeod y los acusó de ser los autores de las tres muertes.

El lunes 22 de julio, el vehículo que se cree fue utilizado por Schmegelsky y McLeod para huir Columbia Británica, fue localizado también calcinado en las cercanías de Gillam, a unos 3.000 kilómetros de dónde se produjeron los asesinatos.

La Policía no ha presentado ninguna teoría de las razones por las que Schmegelsky y McLeod, dos jóvenes que trabajaban en un supermercado en la isla de Vancouver, habrían asesinado de forma repentina a tres desconocidos que encontraron en su camino.

Leave a Reply