Polémico exsenador detenido en centro de Asunción tras un incidente con policías

0
7
478124

PARAGUAY JUSTICIA

Asunción, 7 abr (EFE).- El polémico exsenador Paraguayo Cubas, que en el pasado fue despojado de sus fueros por agredir a dos policías, fue detenido este miércoles tras una discusión en el microcentro de Asunción con agentes de las fuerzas del orden, a uno de los cuales le propinó una patada.

Los incidentes, que fueron transmitidos por Cubas desde su cuenta de Facebook, comenzaron después de que el exlegislador recriminara a un agente que estaba haciendo supuestamente unas compras particulares en un establecimiento de la zona usando un automóvil del Ministerio del Interior.

Durante la discusión fueron llegando partidarios de Cubas y luego agentes de la Policía Nacional, en un tumulto en plena calle.

En imágenes de varios videos se vio a Cubas dar una patada a un policía que le respondió con un puñetazo, a lo que siguió un conato de pelea entre algunos de sus seguidores con los agentes.

Cubas se parapetó después bajo un vehículo y exigió la llegada del ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, para luego ser arrestado y trasladado a una comisaria.

El exsenador fue denunciado a finales de 2019 por el antecesor de Giuzzio, Euclides Acevedo, tras agredir a dos policías que supuestamente pretendían liberar tres camiones que habían sido incautados por transportar madera talada de forma ilegal en el departamento de Alto Paraná.

El Senado le despojó entonces de sus fueros tras recibir una carta de Acevedo en la que pedía su expulsión por promover “conductas delictivas que se convierte en una inadmisible apología del delito.

Cubas, que era el único representante en el Senado del partido Cruzada Nacional, protagonizó diversos incidentes en la Cámara Alta, a la que había accedido en las elecciones de un año antes.

Protagonizó una pelea en medio de una sesión con el senador Enrique Riera, del gobernante Partido Colorado, que supuso una sanción para ambos.

Antes había sido sancionado por otros 60 días por insultos al senador oficialista y entonces presidente del Congreso, Silvio Ovelar.