Polémica en Bolivia por resolución de Eurocámara que pide liberación de Áñez

0
7
505065

BOLIVIA UE

La Paz, 29 abr (EFE).- El oficialismo boliviano consideró este lunes que la resolución del Parlamento Europeo en la que se pide la liberación de la expresidenta interina Jeanine Áñez es una “injerencia” mientras que la oposición destacó que esa Cámara rechace las “injustas” detenciones y pida la retirada de los cargos por motivos políticos.

Con 396 votos a favor, 267 en contra y 28 abstenciones la resolución, promovida por el ala derecha del hemiciclo comunitario europeo, señala que Áñez “cumplió plenamente con su deber como vicepresidenta segunda del Senado, al colmar el vacío presidencial” que dejó Evo Morales.

Morales renunció a la Presidencia el 10 de noviembre de 2019 denunciando que fue forzado por un supuesto golpe de Estado, en medio de protestas ciudadanas y denuncias de un presunto fraude electoral a su favor en los fallidos comicios de octubre de ese año, que luego fueron anulados.

El país estuvo sumido en un vacío de poder durante dos días, ya que junto a Morales renunciaron también todos los que constitucionalmente podían sucederle.

La Eurocámara también recordó que el Tribunal Constitucional de Bolivia respaldó la transferencia de poderes a Jeanine Áñez y expresó “su preocupación por la falta de independencia e imparcialidad del sistema judicial boliviano” situación que “afecta al acceso a la Justicia”.

Áñez y dos de sus exministros están en prisión desde hace más de un mes por el caso llamado “golpe de Estado” que se inició a instancias de una denuncia de una exparlamentaria del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) sobre la crisis de 2019.

EL MAS DENUNCIA INJERENCIA

El expresidente de Bolivia Evo Morales criticó la resolución de la Eurocámara y señaló que la “ultraderecha del Parlamento Europeo confirma con su resolución complicidad en el golpe de Estado y en clara actitud intervencionista pide impunidad y olvidar muertos de Sacaba y Senkata”.

“El pueblo boliviano tiene memoria y dignidad. La justicia debe cumplir con rol constitucional”, escribió en su cuenta de Twitter.

A su vez, el presidente del Senado de Bolivia, el oficialista Andrónico Rodríguez, expresó su rechazo a la “injerencia del Parlamento Europeo que, por iniciativa de la extrema derecha, busca la impunidad para Jeanine Áñez y sus ministros”.

El líder de la Cámara de Diputados de Bolivia, el también oficialista Freddy Mamani, dijo que el Parlamento Europeo “sin tener conocimiento” de la realidad de los hechos que se registraron en la crisis de 2019, “expresa algo que no es verdad y queda en ridículo”.

INSTAN A LA RECONCILIACIÓN

Carlos Alarcón, legislador de Comunidad Ciudadana (CC), principal fuerza opositora de Bolivia, destacó que la resolución reconoce “la sucesión constitucional de Áñez a la Presidencia de Bolivia y la tentativa de fraude electoral del expresidente Evo Morales”.

Alarcón señaló que CC y su líder, el expresidente Carlos Mesa, consideran que la medida va en línea con los planteamientos que han hecho al Gobierno para el “encuentro y la reconciliación entre bolivianos” y “dejar de lado la persecución política, liberar a los políticos por el falso caso “golpe de Estado”.

Asimismo, en un encuentro con la prensa en una plaza de La Paz el legislador afirmó que en la resolución se insta a “las autoridades bolivianas a que lideren un proceso de reconciliación para bajar la tensión y la hostilidad de la crisis en Bolivia”.

El también partido opositor Creemos, del exlíder cívico Luis Fernando Camacho, insistió en que la resolución “pone énfasis en la arbitraria e ilegal detención de exautoridades del Gobierno transitorio, así como en la complicidad del órgano judicial boliviano que demuestra su sometimiento y total falta de independencia frente” al Ejecutivo.

En un comunicado, Creemos instó “a las autoridades del Órgano Ejecutivo, el cumplimiento de las referidas recomendaciones, con el objeto de restaurar el estado de derecho, cese la persecución política y se eviten más sanciones a nivel internacional”.

Carolina Ribera, hija de Áñez, dijo que el “Gobierno debe de dejar de hacer política” con su madre y debe “dejar de lado su sed de venganza e iniciar un proceso de reconciliación y de paz (…) porque es lo que demanda todo el pueblo boliviano”.

Asimismo, señaló que la salud de su madre “se complica cada día que pasa en el penal porque no hay las condiciones necesarias para que ella sea atendida como corresponde”.