Miami.- Los electores de Florida decidirán este otoño sobre la restauración del derecho al voto de los reos que han cumplido íntegramente sus condenas, algo que afecta a 1.5 millones de exconvictos.

Si la iniciativa recibe al menos el 60% de respaldo de los electores en noviembre próximo, se restablecería el derecho al voto de los floridanos con antecedentes que hayan cumplido sus sentencias, incluida la libertad condicional.

Sin embargo, aquellos con antecedentes por delitos sexuales o asesinato quedarán excluidos de la recuperación de este derecho.

El responsable de que esta propuesta sea sometida a votación es el activista Desmond Meade y su grupo Floridians for Fair Democracy, con sede en Orlando, que logró reunir más de 799.000 firmas certificadas, muy por encima de las 766.000 que requería la ley.

Actualmente, bajo una norma copatrocinada en 2011 por el gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, los exconvictos del estado deben esperar de 5 a 7 años después de completar su sentencia para solicitar la restauración del derecho al voto, y esperar luego la decisión de la Junta de Clemencia Ejecutiva.

Meade y su equipo de voluntarios recorrieron los 27 distritos electores que componen el estado recogiendo firmas hasta superar el número requerido para la revisión de la ley.

Otras dos propuestas para restablecer el derecho al voto de los exconvictos fueron aprobadas la pasada semana por un comité de la Comisión de Revisión de la Constitución de Florida, una de ellas similar a la enmienda de Meade. La otra excluye a exconvictos con antecedentes por robo y otros crímenes.

Leave a Reply