¿Podrá Puig demostrar en R.Dominicana que puede regresar a las Grandes Ligas?

0
2
737466

BÉISBOL R.DOMINICANA

Santo Domingo, 17 nov (EFE).- El jardinero cubano Yasiel Puig ha sido anunciado como nuevo refuerzo por los Toros del Este para el campeonato de béisbol invernal dominicano, un torneo en el que repite tras su participación en la pasada edición.

La Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom) es reconocida por el gran nivel de juego que en ella se exhibe, reputación que es respaldada con la participación de figuras como Albert Pujols y Robinson Canó, por mencionar algunos, que se han uniformado en el actual torneo.

Puig, con 30 años de edad, es aún un jugador joven, pero que, tras salir a la agencia libre en el año 2019, no ha podido regresar a las Grandes Ligas, esto a pesar de rumores que señalaban el interés de equipos como los Medias Rojas de Boston, Gigantes de San Francisco y Orioles de Baltimore.

En su última temporada en EE.UU., el jardinero cubano bateó para .267 con 24 cuadrangulares y 84 carreras remolcadas en 149 juegos, divididos entre los Rojos de Cincinnati y los Indios de Cleveland, estadísticas nada despreciables, en cuanto a producción para un jardinero titular.

En este año, Puig jugó en la Liga Mexicana de Béisbol con el Águila de Veracruz, con quienes tuvo una línea ofensiva de .312, con 10 cuadrangulares, 12 dobles, 37 anotadas, 43 remolcadas y ocho bases robadas en 10 intentos, muestra de que aún sus cualidades ofensivas están presentes.

En cuanto a su defensa, Puig continúa siendo un defensor de gran calidad, como lo prueba el premio al Jugador Defensivo del Año que conquistó en México, al defender de manera impecable, en los 62 encuentros que disputó, logrando nueve asistencias, mientras se desempeñaba en el jardín derecho para el equipo de Veracruz.

En su historial en la liga dominicana, el versátil jugador logró promedio de bateo de .231 (13-3), con un doble, tres anotadas y una impulsada en la fase regular, en la cual logró un porcentaje de embasarse de .500, fruto haber tomado siete bases por bolas, en apenas cinco partidos de su fase regular.

Tomando en consideración su actuación más reciente, en la Liga Mexicana, Puig ha demostrado que puede seguir contribuyendo al éxito de cualquier equipo en ambos lados del juego, situación que tal vez ningún equipo de MLB ha puesto en duda.

Pero una barrera que continúa siendo una incógnita, es si su comportamiento en el terreno ha cambiado o continúa con acciones explosivas que, en su paso por las mayores, metieron en problemas a él y a su equipo.

Puig ha sido reconocido como un pelotero de sangre caliente, que tiende a reaccionar de manera airada ante las provocaciones de los rivales, situación que lo llevó a protagonizar varias peleas y enfrentamientos en las Grandes Ligas.

Una situación similar se produjo en mayo de este año en México, cuando jugando ante los Pericos de Puebla, Puig fue golpeado por un lanzamiento del diestro, Eddie Preciado, quien señaló al árbitro que el jugador había metido el protector del codo para provocar que la pelota lo alcanzara, lo que desencadenó una discusión entre Puig y la banca rival, culminando con la salida de los jugadores de ambos conjuntos al terreno de juego.

Este tipo de acción ha causado una reputación negativa alrededor de jardinero cubano, la cual podría ser el factor que lo mantiene alejado del béisbol estadounidense, aunque esto solo es una especulación, ya que ningún equipo lo ha confirmado.

El ‘Caballo Loco’, como fue bautizado Puig por el histórico narrador de los Dodgers de Los Ángeles, Vin Scully, se uniformará una vez más con los Toros del Este y saldrá al terreno con el ímpetu que caracteriza su juego, a demostrar que su talento continúa siendo de Grandes Ligas. EFE

hr/mp/car