Plantean a Pedro Castillo un cambio en la política tributaria minera de Perú

0
6
601362

PERÚ MINERÍA

Lima, 21 jul (EFE).- El futuro Gobierno de Pedro Castillo debería cambiar la política tributaria minera del Perú y colocar impuestos a las sobreganancias de las empresas del sector para aprovechar la subida de precios de los metales, además de hallar un equilibro social y ambiental que garantice los derechos de las comunidades.

Así lo sostuvo en una entrevista con Efe el economista José De Echave, investigador de CooperAcción y excandidato a la vicepresidencia por el partido izquierdista Juntos por el Perú, a partir de los hallazgos del último reporte semestral del Observatorio de Conflictos Mineros (OCM), presentado este miércoles a través del portal Wayka.

“El impacto de la subida de precios de los metales va a ser favorable para la economía del país y, por lo tanto, el reto es aprovecharlo bien, pero este factor va a significar una fuerte presión del empresariado minero para destrabar proyectos que están parados y eso puede provocar una mayor conflictividad social”, alertó el experto.

NO MÁS PILOTO AUTOMÁTICO

Los precios de los metales registraron en el último año un alza notable: el cobre se disparó un 96 %, pero también lo hizo el oro (6,2 %), la plata (67,5 %), el plomo (34 %) y el zinc (49,8 %).

A pesar de la incertidumbre que aún genera la pandemia del coronavirus y sus impactos en la economía global, De Echave estimó que este superciclo de precios de los metales, claramente favorable a la economía peruana, se mantendrá como mínimo durante los próximos cinco años, en los que el Perú será guiado por el presidente electo Pedro Castillo.

A fin de “aprovechar” esta coyuntura, el reporte del OCM exhorta a la próxima administración a colocar con urgencia un impuesto sobre las sobreganancias mineras, que aseguran “no va a espantar a las inversiones”, y reemplazar la actual regalía por una que se aplique sobre el valor de las ventas.

En ese sentido, el economista recordó que durante el último ciclo de precios altos (2003-2012), las autoridades peruanas optaron por mantener el “piloto automático en materia tributaria minera”, con lo que desperdiciaron “una gran oportunidad de obtener ingresos adicionales que, en medio de la pandemia, hubiesen sido muy útiles”.

En ese lapso, agregó, el aporte de la minería significó en su mejor momento unos 3 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB) del país.

EQUILIBRIO SOCIAL Y AMBIENTAL

Si bien el contexto de precios altos se presenta como una oportunidad de bonanza económica, De Echave presagió que este irá acompañado de fuertes presiones empresariales que podrían acentuar los conflictos sociales vinculados a la minería.

En ese eventual escenario, dijo, el Gobierno de Castillo debería hallar un “equilibro social y ambiental”, fortaleciendo el ministerio del ambiente, los mecanismos de participación ciudadana y sobre todo aumentando la presencia del Estado en estos territorios, donde debe ser percibido como garante de derechos”.

Y esto pasa, según el experto, por desarrollar iniciativas mineras con menor resistencia social y dejar de insistir en proyectos cuestionados como Tía María, en la sureña provincia de Arequipa, o Conga, en la región norteña de Cajamarca.

OPTIMISMO CON CASTILLO

Preguntado sobre la viabilidad de estas recomendaciones dentro del plan de Gobierno de Perú Libre, el partido por el que postuló a la Presidencia el mandatario electo, De Echave aseguró tener cierta “cuota de optimismo”.

“Ayuda el hecho de que el presidente (Castillo) sea un exrondero, venga de una región como Cajamarca, que ha sido epicentro del crecimiento de la minería, que sea profesor rural, vinculado a temas agrícolas y ganaderos”, defendió el economista.

Esto a pesar de lamentar que, durante la reciente campaña electoral, las fuerzas políticas mostraron “importantes vacíos” en los temas vinculados a los sectores extractivos, la conflictividad social, los impactos ambientales y los derechos de las poblaciones.

El informe del OCM subraya que, en el balotaje presidencial del pasado 6 de junio, el profesor izquierdista obtuvo una votación aplastante en regiones con grandes proyectos extractivos, como Cusco o Apurímac, donde su rival en las urnas, la derechista Keiko Fujimori, perdió “por un muy amplio margen”.

Sobre esto, De Echave precisó que “no es una novedad” que las zonas con presencia minera apuesten por candidaturas que “lleven un mensaje de cambio sustantivo, sobre todo en materia de defensa de derechos de poblaciones vulnerables frente a actividades como la minería”.