Planta española de Ford destaca ventajas ante acuerdo por la electrificación

0
35
790246

MOTOR ESPAÑA FORD

Valencia (España), 9 ene (EFE).- Los trabajadores de la multinacional de origen estadounidense Ford en la ciudad española de Valencia esperan lograr un acuerdo para la factoría que garantice la producción de los próximos años y, ante el escenario que abre el exceso de capacidad de la empresa en Europa, destacan la flexibilidad de la planta -hoy en día fabrica varios modelos-, su credibilidad y la paz social.

La dirección de la factoría y los sindicatos mantuvieron durante la última parte de 2021 ocho reuniones de la comisión negociadora del Acuerdo por la Electrificación en las que no se produjeron avances salvo el calendario laboral de este año, y mañana, lunes, están convocados a otra cita.

Será el mismo día que negociarán otro expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), el primero de 2022 después de haber encadenado sucesivos expedientes desde que irrumpió la pandemia de la covid, primero por la inestabilidad de la demanda, y luego a la falta de componentes, si bien ya en 2019 se aplicaron expedientes de empleo.

El uso de los ERTE, desconocidos para una mayoría hasta que llegó la pandemia del coronavirus, es habitual en las fábricas de automóviles debido a las fluctuaciones de las ventas, explicó a EFE el portavoz del sindicato UGT en la planta de la localidad española de Almussafes (Valencia), José Luis Parra.

Un ERTE nunca es una buena noticia pero lo que realmente preocupa a la plantilla es el futuro, de ahí el objetivo de alcanzar un acuerdo en las próximas semanas.

El portavoz de UGT y secretario del Comité de empresa destaca el espíritu negociador de la parte sindical que ha proporcionado estabilidad a la fábrica de Almussafes.

Ford se encuentra “en un punto de inflexión” para Europa y de forma indirecta “está diciendo que no hay producción para las dos plantas”, señala en referencia a la alemana de Saarlouis y a la valenciana.

Y pide a la dirección un avance en las negociaciones del Acuerdo por la Electrificación, que además se están llevando a cabo en dos países de forma simultánea por el mismo producto.