San Francisco, CA.- Un grupo de inmigrantes residentes bajo el programa conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS) pidió a la Justicia que suspenda temporalmente la orden de cancelación del mismo por parte del Gobierno.

Nueve inmigrantes de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán asistieron a una audiencia en los juzgados de San Francisco en la que pidieron al juez que suspenda temporalmente la decisión de la Administración que dirige Donald Trump.

Este mismo grupo de inmigrantes presentó hace meses una demanda contra el Gobierno en la que aseguraron que la decisión de terminar el programa TPS tiene “motivaciones racistas” y ahora exigen que la cancelación se suspenda mientras el juez delibera un fallo final.

En los últimos meses, el Ejecutivo ha arrebatado la protección del TPS a 55.000 hondureños, 195.000 salvadoreños y 50.000 haitianos, entre otros, a los que ha dado entre 12 y 18 meses para que regresen a sus países o que cambien su estatus migratorio.

Una vez superadas las fechas límites, la Administración Trump podría deportar legalmente a todas esas personas sin amparo migratorio.

Leave a Reply