Perú y Francia firman un acuerdo para la ejecución de la nueva Carretera Central

0
33
538744

PERÚ INFRAESTRUCTURA

Lima, 27 may (EFE).- Perú firmó este jueves un contrato bajo la modalidad de “Gobierno a Gobierno” con Francia para contar con la asesoría técnica necesaria para la construcción de la nueva Carretera Central, una ambiciosa obra que busca descongestionar la única vía asfaltada que conecta Lima con el centro del país.

Tras la ceremonia de suscripción del acuerdo, realizada en la localidad peruana de Pozuzo, en la provincia central de Oxampampa, el presidente Francisco Sagasti aseveró que este proyecto “hará realidad la anhelada integración de toda la región centro con la costa central y el resto del país”.

El mandatario agregó que la ejecución de la nueva vía beneficiará a entre 15 y 16 millones de peruanos y generará 32.500 empleos directos e indirectos.

“Esta carretera será algo mucho más seguro, mucho más útil y será una excelente autopista. No solo resuelve los problemas del corto plazo, sino que nos deja una carretera para el resto del siglo XXI”, sostuvo Sagasti.

CONTRATO G2G

El Gobierno peruano ya anunció a finales de marzo pasado que Francia había sido seleccionada para brindar asistencia en la construcción de la nueva Carretera Central, luego de dar como ganadora a su propuesta técnico-económica frente a los estudios que también presentaron Corea del Sur, España y Japón.

Así, Francia ejecutará una “asistencia técnica” a Perú en el desarrollo de esta obra, la licitación y la ejecución de la misma, en la modalidad de Gobierno a Gobierno (G2G), un acuerdo similar al que el país andino ya aplicó con el Reino Unido para la culminación de las obras de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 o el programa de reconstrucción tras el fenómeno del Niño Costero de 2017.

El convenio firmado este jueves establece que la fase de elaboración del perfil de la obra culminará en menos de un año, para dar paso al estudio definitivo de ingeniería y luego a la construcción de la autopista, que deberá estar finalizada en 2025.

ALTERNATIVA A LA ÚNICA VÍA

El proyecto consiste en construir una nueva vía asfaltada con cuatro carriles entre Lima y el centro del Perú, lo que exige 93 viaductos y 10 túneles, que en total sumarán 30 kilómetros, para atravesar transversalmente la complicada geografía de los Andes.

El trayecto de la carretera, que exigirá una inversión de 11.700 millones de soles (unos 3.200 millones de dólares), contará con un total de 168 kilómetros de longitud y permitirá conectar a Lima con las regiones de Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Pasco y Ucayali.

De esta manera se dará una alternativa a la actual Carretera Central, la única arteria por la que Lima, donde vive el 30 % de la población del país, se abastece de alimentos y otros productos de primera necesidad procedentes de la sierra y la selva central peruana, que se encuentran al otro lado de los Andes.

IMPULSO ECONÓMICO

Una vez terminada, la nueva vía asfaltada permitirá el paso de más de 12.150 vehículos por día, un número tres veces superior a los 4.000 que actualmente transitan en la misma frecuencia.

Según indicó Sagasti, se estima que este flujo permitirá incrementar en 1,3 % el producto interno bruto (PIB) del Perú, que cerró 2020 con un desplome interanual del 11,12 %, un resultado con el que el país interrumpió 22 años consecutivos de crecimiento económico y registró su peor caída en las últimas 3 décadas.

El mandatario anunció días atrás que la nueva carretera será bautizada con el nombre del mártir de la medicina peruana Daniel Alcides Carrión, en homenaje al personal de salud que trabaja en la primera línea de la batalla contra la covid-19.