Perales piensa ya en ir “de cabeza” a París, sus séptimos Juegos Paralímpicos

0
6
701894

PREMIOS PRINCESA DEPORTES

Oviedo, 19 oct (EFE).- La nadadora Teresa Perales, ganadora de 27 medallas en seis Juegos Paralímpicos y distinguida este año con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes por su excepcional palmarés y por su valiente compromiso social, ha anunciado este martes que ya se plantea “sin duda” ir “de cabeza” a competir en París 2024.

Perales ha hecho este anuncio en una rueda de prensa en Oviedo antes de recoger, el próximo viernes, un galardón que ha dedicado, especialmente, a las deportistas femeninas y a los paralímpicos.

Preguntada sobre la posibilidad de prolongar su carrera hasta los próximos Juegos Paralímpicos, Perales (Zaragoza, 1975) se ha mostrado tajante en su respuesta al asegurar que va “de cabeza” a por los que serían sus séptimos Juegos Paralímpicos.

“Ya sé que el cuerpo tiene que acompañar”, ha afirmado la nadadora, que “ya antes de Tokio estaba pensando en París” porque desea volver a competir disfrutando del calor del público, que “se echa mucho de menos”.

La nadadora aragonesa, que necesitó estar ingresada en un hospital más de veinte días entre Tokio y Madrid al término de los últimos JJ.PP, donde sumó a su extenso palmarés una medalla de plata, ha asegurado que se siente “muchísimo mejor” después de algo que pudo ser un “problema funcional y no orgánico”, ha comentado.

Respecto a la luxación de hombro que sufrió antes de la disputa de la cita paralímpica, ha destacado que gracias a su “cabezonería” y a un “trabajo muy bueno” logró competir y alcanzar medalla en Tokio, si bien “parecía imposible” que pudiera participar.

“Hoy no tengo dolor, aunque sé que tendré que pasar por el quirófano”, ha subrayado.

Perales ha dicho que su objetivo sigue siendo competir y ha insistido en que esa “cabezonería” fue precisamente la que le llevó a lograr la última medalla.

“Manteniendo la ilusión de seguir participando, soy consciente de la realidad que supone ser tan mayor”, ha reconocido la nadadora, que ha vaticinado que probablemente no se retirará “en lo más alto” y sí cuando “no pueda más”.

Perales ha afirmado que, después de haber estado nominada en varias ocasiones al Premio Princesa de Asturias, le ha hecho “mucha ilusión” lograrlo este año, en el que no sabía que era candidata, por lo que fue una “absoluta sorpresa”, quizás “una de las más bonitas” de su vida.

Ha dicho que su trayectoria ha estado marcada por vivir haciendo lo que más le gusta “sin pensar” si era un icono, y ha reconocido sentir orgullo al poder lanzar el mensaje de que con trabajo y esfuerzo se pueden conseguir los objetivos.

La multimedallista, que ha celebrado las mejoras experimentas por el movimiento paralímpico desde que en 1960 se celebraron los primeros JJ.PP., ha apuntado que desde su debut en Sídney 2000 ha podido disfrutar de esa “gran evolución”.

A este respecto, ha comentado la ilusión que generó entre los participantes paralímpicos de Tokio el hecho de que los artículos de promoción llevaran conjuntamente el logo de JJ.OO. y JJ.PP. por primera vez en la historia, y ha aplaudido que cada vez estemos más acostumbrados a ver el deporte inclusivo, que es “un gran paso para el futuro”.

A los niños les ha animado a que “se lancen y sueñen a lo grande, aunque el camino no sea fácil”, y que cuando piensen que no pueden más, que sigan porque el talento no viene dado genéticamente, sino por el trabajo.

“Somos personas que nos hemos esforzados mucho”, ha concluido Perales, que se ha mostrado defensora de la teoría que sostiene que con 10.000 horas ejercitando una tarea se aprende a desarrollarla.

Perales ha dicho sentir un “cariño especial” por Oviedo, la ciudad en la que estuvo entrenando para los Juegos Paralímpicos de Atenas de 2004, de cuya etapa guarda “recuerdos preciosos y de tantas otras veces” que ha visitado la ciudad para hacer sesiones en la piscina, visitar un museo minero o salir a escanciar sidra, con los difícil que era “atinar dentro del vaso”, ha bromeado.

701894701894