Indianapolis, IN.- El vicepresidente Mike Pence abandonó el estadio en el que estaba viendo un partido de la Liga de Fútbol Americano después de que varios jugadores protestaran arrodillándose durante la interpretación del himno nacional.

Pence explicó su decisión de marcharse del partido que disputaban en Indianápolis el equipo local de los Colts frente a los San Francisco 49ers en un comunicado divulgado por su oficina y en Twitter.

Varios jugadores de los San Francisco 49ers se arrodillaron hoy mientras sonaba el himno, en línea con protestas similares que se han vivido en partidos de la NFL desde hace semanas.

Todos esos gestos se han producido en rechazo a unos comentarios de Trump, que instó a los dueños de los equipos a despedir a los jugadores críticos que protesten por la violencia policial contra los afroamericanos colocando una rodilla en tierra o entrelazando sus brazos durante la interpretación del himno.

SHARE

Leave a Reply