Por Williams Viera  |  [email protected]

• El pasado sábado, en ‘Hanes Mall’, se registraron dos peleas entre un grupo de adolescentes que causaron tensión y miedo.

Winston-Salem.- Tres detenidos, toque de queda y entre 80 y 100 adolescentes, se vieron involucrados en un incidente en el que participaron 40 policías para evitar un percance de grandes proporciones,  de acuerdo con personas que estaban, el pasado sábado, 3 de marzo, en las instalaciones de ‘Hanes Mall’.

“El grito de la gente me hizo salir de mi lugar de trabajo. En ese momento no sabía lo que sucedía y preferí irme”, dijo Martha Ceballos, quien labora en la cocina de uno de los restaurantes del segundo piso del centro comercial ubicado en 3320 Silas Creek Pkwy, en Winston-Salem.

A esa hora, según la administración del lugar, se encontraban más de tres mil personas visitando el centro comercial.

“Cuatro jóvenes empezaron a ofenderse, en el frente del negocio en el que trabajo. Uno de los jóvenes preguntó: ‘¿en dónde está mi novia?’. Entonces, alguien le contestó: ‘en mi cama’. Y desde ese instante las voces subieron de tono, pero alguien llamó a la seguridad del establecimiento y los cuatro guardianes del lugar calmaron los ánimos durante unos minutos, pero luego se encendió ‘la mecha’ en las afueras de ‘J.C. Penney’ en donde se enfrentaron los muchachos a puñetazos”, dijo Eric, quien fue testigo de primera mano de lo que ocurrió en una noche de tensión y miedo.

La gente que estaba en el lugar se arremolinó, en el segundo piso, para observar lo que acontecía abajo con el grupo de jóvenes que interrumpieron la tranquilidad y que obligó que las puertas de ‘Hanes Mall’ fueran cerradas a las 7 de la noche.

La Policía de Winston-Salem dijo que los adolescentes violaron el toque de queda del centro comercial y la seguridad les pidió que se fueran.

El centro comercial tiene desde el 2010 una cláusula en la que se requiere que todos los visitantes, menores de 18 años de edad, estén acompañados por un padre o un tutor los viernes o sábados por la noche después de las 6 de la tarde.

De acuerdo con un boletín oficial, Rakey James Baldwin, de 16 años de edad, se negó a irse y fue arrestado por allanamiento de morada. Los oficiales intentaron esposarlo, pero empezó a resistirse mientras otros adolescentes comenzaron a alejarlo de los uniformados lo que obligó a éstos de la utilización de spray pimienta. Finalmente, el adolescente fue esposado.

“Lo que realmente causó pánico fue escuchar por la radio de los hombres de seguridad, del centro comercial, que un joven le había quitado una pistola a un uniformado y que huyó del lugar. Ese momento fue un desastre por la gente gritando que intentaba encontrar a sus seres queridos”, dijo uno de los dependientes de una tienda.

A pesar del rumor, en el reporte policíaco sólo se dio a conocer el nombre de dos de los detenidos. Además de Baldwin, el otro implicado era Jaheim Lamar Martín, de 16 años de edad.

Leave a Reply