Paz Fábrega lanza una pregunta en San Sebastián: ¿la maternidad es libre?

0
16
671983

FESTIVAL SAN SEBASTIÁN

San Sebastián (España), 22 sep (EFE).- Cuando se quedó embarazada de su primer hijo, la realizadora costarricense Paz Fábrega comenzó a pensar en hacer una película sobre la maternidad y sobre la supuesta libertad que las mujeres tienen actualmente para quedarse embarazadas. El resultado es “Autora”.

Una película que se presenta este miércoles en la sección Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián, en el norte de España, y con la que Fábrega aporta una mirada cálida y comprensiva a un problema que está lejos de solucionarse.

“Somos en teoría la primera generación de mujeres para quienes la maternidad es una decisión exclusivamente personal, pero tras atravesar esa experiencia me empecé a preguntar si realmente tenemos tal libertad”, explica la directora en una entrevista con EFE.

Porque la maternidad sigue siendo muy difícil para la mayoría de las mujeres. Las que retrasan el momento de tener hijos porque antes buscan una estabilidad laboral y las que quedan embarazadas muy jóvenes y tienen que enfrentarse muchas veces solas a todo el proceso.

Eso es lo que cuenta “Aurora”, que plantea el debate de la maternidad a través de dos personajes: el de Luisa, una arquitecta, que también es bailarina y maestra, y que no tiene hijos, y el de Yuliana, una adolescente que oculta su embarazo y que encuentra en Luisa el apoyo que necesita.

“Las mujeres que tienen hijos a los 40 años no tienen más libertad que las que los tienen a los 17. La maternidad impide hacer muchas cosas y tendría que haber más ayudas”, reflexiona Fábrega.

Por eso en el filme, Luisa y Yuliana forman una especie de familia mientras buscan una pareja que se quede con el bebé que espera la joven.

Una pareja protagonista que en sus vidas reales son muy similares a los personajes que interpretan y que no contaba con experiencia en el cine.

La directora conoció primero, por mediación de una amiga, a Raquel Villalobos, una joven que había tenido un hijo a los 17 años, y que pasó por ese momento sola y sin el apoyo de su familia. Y tras conocerla, modificó el guion para que el papel de Yuliana se adaptara a ella.

A Rebeca Woodbridge, que interpreta a Luisa, la encontró en un casting. Es arquitecta y tiene múltiples ocupaciones paralelas, un estilo de vida que la directora copió para Luisa. Y estaba en un momento en el que tenía claro que ya no iba a tener hijos.

“Las dos estaban como viviendo la misma situación que yo planteaba en la historia”, señala Fábrega.

Así que el rodaje se convirtió en algo casi terapéutico para las actrices y para todo el equipo que, sin buscarlo, estuvo formado en todos los casos por mujeres como responsables de equipo.

No es algo raro en Costa Rica, donde hay mujeres en todas las labores del proceso cinematográfico, pero en este caso, por el tema que trataba, generó una atmósfera especial, explicó la realizadora.

“Pasamos seis semanas juntas, conversando sobre esto. Un proceso que sirvió para discutir mucho alrededor de la libertad de maternidad”, recuerda Fábrega.

Sonriente y contenta de estar en San Sebastián, donde su ópera prima “Agua fría de mar” (2010) ya compitió en Horizontes Latinos, Fábrega está especialmente emocionada por el contacto con el público.

Porque “Aurora” ya ha pasado por varios festivales, entre ellos el de Rotterdam, pero San Sebastián es el primero en el que el filme se va a presentar presencialmente, que es cuando “el proceso de la película se completa”.

671983671983