Patrullero de Seattle gana 414.543 dólares en un año gracias a horas extra

0
12
256721

POLICÍA

Portland (OR), 1 sep (EFE News).- En momentos en que el discurso político tiene como protagonista la petición de ciudadanos y activistas de rebajar los fondos destinados a la policía, Ron Willis, agente de policía de 58 años que patrulla la ciudad de Seattle, estado de Washington, ha conseguido el récord de ingreso anual entre los funcionarios de la ciudad con 414.543 dólares brutos en 2019, superando incluso a la alcaldesa Jenny Durkan, de acuerdo con un estudio elaborado por el medio local The Seattle Times.

Pero lo increíble no es solo la suma, sino la habilidad de este agente para haber conseguido en seis ocasiones ser remunerado por más de 24 horas extra en un solo día.

Con un presupuesto anual del Departamento de Policía de Seattle de 409 millones de dólares, más de 80 % se dedicaron a compensar a sus agentes en 2019, según el estudio, siendo el salario medio bruto de los empleados del Departamento de Policía de la ciudad (SPD) unos 153.000 dólares, cuando el salario medio de los trabajadores de la ciudad se estima en 93.500 dólares.

Por ello el pasado 10 de agosto, la ciudad de Seattle aprobó lo que se supone un comienzo para una reforma financiera con una reducción de número de agentes, unos 100 policías, y una redirección de los fondos a programas comunitarios, considerando el Consejo municipal reducir hasta un 50 % el presupuesto anual de policía de la ciudad para el año 2021.

El caso es curioso, ya que al menos 10 policías de Seattle ganaron más de 300.000 dólares en 2019, encabezando Willis la lista al cobrar 4.149 horas extra sin incluir vacaciones ni días por enfermedad, lo que supone entre 90 y 123 horas a la semana.

El agente Willis, conocido como “Mack Daddy”, acumuló horas extra trabajadas principalmente entrenando a otros policías en cómo frenar el uso excesivo de la fuerza. Un trabajo por lo que ganó más de 200.000 dólares.

El beneficio para los agentes reside básicamente en las condiciones de sus contratos, que permiten incluso ganar horas extra cuando están de vacaciones. Un policía que trabaja estando de vacaciones puede ganar 12 horas extra y 8 horas regulares, e incluso un agente por una llamada corta puede ganar una hora extra.

Es algo por lo que algunos de los policías de la ciudad están mejor pagados que los ingenieros informáticos de empresas como Amazon o Google, por lo que muchos residentes de Seattle seguro no tendrían problema de estar patrullando en las calles incluso en estos críticos tiempos en que el oficio de policía no es muy popular en Estados Unidos.

Leave a Reply