Partido denuncia “represión” en Guatemala tras detención de abogado opositor

0
10
528627

GUATEMALA CORRUPCIÓN

Ciudad de Guatemala, 19 may (EFE).- El partido político de oposición Semilla advirtió este miércoles que Guatemala “está descendiendo hacia los abismos del autoritarismo y la más vulgar represión”, luego de la detención del abogado crítico con el Gobierno Juan Francisco Solórzano Foppa, por un supuesto delito electoral.

La organización política, surgida de la protesta social de 2015 que culminó con la caída del entonces presidente Otto Pérez Molina, procesado por corrupción, enfatizó que el país se enfila hacia “la más vulgar represión” gestada por un “poder corrupto” unido “para silenciar a sus críticos y encarcelar a sus opositores”.

La detención este miércoles de Solórzano Foppa, exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), ente recaudador de Guatemala, se llevó a cabo en una avenida al sur de la Ciudad de Guatemala por automóviles sin matrícula y no identificados que le cerraron el paso sin explicación, denunció el exfuncionario.

El arresto se produjo varios minutos después de ser interceptado por las fuerzas de seguridad, ya que según precisó Solórzano Foppa, los policías que lo detuvieron no le brindaban motivos al respecto.

Según la Fiscalía, la captura se debe a que supuestamente Solórzano Foppa y otra docena de personas “insertaron hechos y actos falsos” para la creación en 2020 del Partido Político Ambientalista Guatemalteco, como la participación de una persona que había fallecido en 2018.

UN ESTADO CAPTURADO

El partido Semilla considera que Guatemala “ha sido capturada por intereses de criminales a quienes solo les interesa proteger sus privilegios”, según pronunció el grupo opositor en un manifiesto publicado en sus redes sociales.

Agregó que la Justicia “está siendo vulnerada con la criminalización arbitraria y selectiva de periodistas independientes, abogados litigantes, organizaciones que fiscalizan y contra la oposición política que lucha contra la corrupción, denuncia la impunidad y exige cambios sociales, políticos y económicos profundos”.

La agrupación política, que tiene seis escaños de los 160 que conforman el Congreso, instó a la población guatemalteca a no permitir “que jueces y fiscales estén al servicio de la represión”, un instrumento “típico de las dictaduras más infames que haya conocido el continente” americano.

Finalmente, Semilla llamó a la “unión, la participación y la organización” ciudadana, con el objetivo de “defender por la vía democrática, pacífica y contundente lo poco que nos queda de país” y “empezar a planificar (así) un futuro legítimo, para toda la sociedad”.

La gestión de Solórzano Foppa en la SAT se caracterizó por haber alcanzado una histórica recaudación de impuestos en 2016 y por haber puesto en jaque a varias de las grandes empresas del país por defraudación tributaria, como la histórica multa de 100 millones de dólares a la firma Aceros de Guatemala por dicho motivo.

Mientras tanto, en el Ministerio Público, donde trabajó más de una década, Solórzano Foppa fue uno de los colaboradores de la investigación “La Línea”, que culminó con el encarcelamiento en 2015 del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina por corrupción.

El exfuncionario ha sido uno de los principales críticos del Gobierno del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, y también de la jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, por diversos casos de corrupción estatal.