Paraguay se acerca a los 20.000 casos y acumula 373 muertos por la COVID-19

0
23
259739

CORONAVIRUS PARAGUAY

Asunción, 3 sep (EFE).- Paraguay alcanzó este jueves 19.959 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 tras 821 nuevos contagios y acumula 373 muertos por la COVID-19 luego de los 15 decesos notificados en las últimas 24 horas, informó el Ministerio de Salud.

De un total de 3.130 muestras procesadas en la fecha, 821 dieron positivo, de los que 820 corresponden a casos comunitarios y uno del exterior, todos en estado de aislamiento, según el registro diario de esa cartera.

El informe sitúa en 422 la cifra de pacientes internados en los hospitales públicos del país, 85 de ellos en unidades de cuidados intensivos, mientras la de recuperados es de 270 para un acumulado de 10.251.

Desde el primer caso positivo reportado el 7 de marzo pasado se han procesado 201.750 pruebas de detección de la COVID-19, de las que 181.791 dieron negativo, lo que arroja un 9,7% de resultado positivo del total.

Y por segundo día consecutivo, el departamento de Central, que bordea Asunción, concentra la mayor cantidad de decesos diarios, con ocho defunciones, seguido por la capital nacional, con tres, y uno en Ñeembucú, Concepción, Alto Paraná y Caaguazú.

Tras una efectiva cuarentena inicial, Paraguay vive un sostenido aumento de casos que las autoridades sanitarias consideran que está dentro de las previsiones ante la apertura gradual de actividades a partir de mayo pasado.

La propagación del virus se centra en las tres regiones más pobladas del país, Central, Alto Paraná, en la frontera con Brasil, y Asunción, con hospitales muy exigidos o al tope de su capacidad de respuesta.

Y ante el riesgo de un colapso del sistema sanitario, el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, activó este jueves la vía que autoriza al Ministerio de Salud a establecer convenios con el sector privado para éste admita a pacientes de la COVID-19.

La medida faculta a la cartera del ramo a “suscribir convenios con laboratorios a efectos de realizar test y con los sanatorios, clínicas y hospitales privados para prestación de servicios de salas de internación y terapia intensiva a pacientes”, refiere el decreto presidencial.