Paraguay inicia otro periodo de restricciones ante los récords de casos de covid-19

0
4
501710

CORONAVIRUS PARAGUAY

Asunción, 27 abr (EFE).- Paraguay inicia este martes un nuevo periodo de restricciones hasta el 10 de mayo, que coincide con un aumento de los contagios y de fallecidos por la covid-19, con 102 muertes en las últimas horas, la cifra diaria más alta desde que comenzó la pandemia, que se ha cobrado 6.002 vidas desde marzo de 2020.

El grado de las restricciones depende de la calificación sanitaria de cada zona, según la transmisión comunitaria, pero contemplan prohibiciones de circulación durante la noche y medidas de prevención sanitaria para el comercio, la hostelería y las actividades deportivas y educativas.

Con estas dos semanas de limitaciones, Paraguay espera “cortar la circulación de las personas a fin de que haya menos contagios”, dijo a los medios el ministro de Salud, Julio Borba.

El ministro, recién salido de un cuadro de covid, reconoció que este tipo de medidas “no son valideras por más de 15 días”, debido al cansancio que generan entre la población, y avanzó que pasado ese periodo “probablemente se van a ir flexibilizando”.

EL GOBIERNO ADOPTA CONTROLES MÁS ESTRICTOS

El Gobierno ya adoptó una estrategia similar durante la Semana Santa, que no obtuvo el resultado esperado en las cifras de contagios, como reconocieron las autoridades sanitarias.

El Ejecutivo optó esta vez por “un control un poco más estricto”, recordó Borba, con presencia de militares y policías en las calles.

Borba pidió a la ciudadanía que respete las restricciones para conseguir que “los servicios (médicos) estén un poco menos estresados”.

El sistema sanitario está saturado, con 3.074 personas ingresadas en hospitales, 549 de ellas en terapia intensiva.

“Hoy estamos mal, hay mucha gente afectada”, subrayó.

El reporte diario del ministerio registró el lunes 2.271 positivos, que elevan el número de contagios hasta 269.353.

También preocupa el número de muertes, que ese día superó la barrera del centenar.

“Lastimosamente lo anunciamos. Está la posibilidad de que esto siga incrementándose. Viendo un poquito la mirada regional, ahora mismo en los otros países de la región también hay un incremento en la morbilidad de los pacientes”, dijo el ministro.

Los datos del ministerio hablan de una mortalidad de entre el 45 % y el 50 % de los pacientes en terapia.

Desde la cartera sanitaria relacionan el incremento de contagios de los últimos meses con la introducción de la variante brasileña de Manaos, detectada en febrero, que se propaga con una rapidez casi tres veces mayor.

A LA ESPERA DE MÁS VACUNAS

Con la llegada de nuevas dosis en los últimos días, Paraguay confía en acelerar su ritmo de vacunación en las semanas siguientes y ampliar el universo de población inmunizado.

Este martes comenzó la vacunación de las personas mayores de 75 años, como parte de la campaña que arrancó en febrero con el personal sanitario y siguió con los adultos mayores en residencias.

La sorpresa de esta jornada es el bajo número de inscritos, por lo que desde el ministerio instan a la gente a registrarse y rebajarán la edad para llegar a más personas.

Borba informó que se están viendo más espacios, como instalaciones de la Fuerza Aérea y parques, para poder realizar vacunación masiva y avanzar en la inmunización, algo que dependerá también de las vacunas disponibles.

El país espera recibir en mayo otras 134.000 dosis de AstraZeneca, en el marco del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para ir aumentando las cantidades en junio, hasta completar a fin de año los 4,3 millones de vacunas.

El funcionamiento de este mecanismo multilateral, con sus cuestionados retrasos en las entregas y las cantidades, trastocó los planes de vacunación de Paraguay, por lo que el país se abrió a “muchas otras opciones”.

“Tenemos la Covaxin, tenemos la Sinopharm, que ya firmamos contrato; tenemos Moderna, que tendríamos que estar recibiendo en mayo, no sé si ya las 400.000 pero por lo menos una gran cantidad, y tenemos otras opciones que estamos esperando”, recordó Borba.

El ministro aseguró que el Gobierno está “con uñas y dientes peleando por vacunas en todos lados”, pero existe “una guerra mundial, prácticamente, por el tema de las vacunas”.

501710501710