Para Guillén “no es justo” que Cora sea culpado de todo en robo de señales

0
32
197045

BÉISBOL SERIE DEL CARIBE

San Juan, 3 feb (EFE News).- El venezolano Ozzie Guillén, primer latinoamericano en ganar un campeonato de Grandes Ligas como dirigente, dijo este lunes que lamentaba la situación del exmánager puertorriqueño de los Astros de Houston, Alex Cora, por su participación en el escándalo de robo de señales ocurrido en 2017.

Dijo que las secuelas perdurarán como “una nube negra y larga”.

“Es lamentable lo que pasó. Nunca puedo hablar mal de Alex porque él es un hijo para mí. Lo que se hizo no es bueno para el béisbol, pero estamos señalando a Alex por todo. No es justo”, matizó Guillén en una entrevista con Efe.

Una investigación de las Grandes Ligas encontró una confesión del lanzador Mike Fiers, quien fue parte de la plantilla de los Astros en la campaña de 2017, según la cual la franquicia puso cámaras de vídeo en laos jardines del campo para espiar las señas del receptor al pitcher de los equipos rivales.

Las señales eran comunicadas a los bateadores a través de golpes con los mismos bates a cestos de basura próximos.

“No es porque sea amigo de Alex, sino porque si a nosotros (los latinoamericanos) nos tienen en Estados Unidos un poco apartaditos, nos acusan de las cosas malas y pues tampoco nos apoyan en las cosas buenas, al menos que quedes campeón”, agregó.

Guillén asiste a los partidos de la Serie del Caribe. La novena colombiana Vaqueros de Montería es dirigida por su hijo menor, Ozney.

En la temporada 2005 Ozzie Guillén se convirtió en el primer latinoamericano en dirigir un equipo al campeonato de las Grandes Ligas.

Luego, en 2018 Cora hizo lo propio con los Medias Rojas de Boston y en el 2019 Dave Martínez lo copió con los Nacionales de Washington.

Antes de ser el piloto de los Medias Rojas, Cora dirigía la banca de los Astros de Houston en la campaña de 2017 que terminó con el título de la Serie Mundial.

La denuncia del robo de señas la admitió a la prensa estadounidense el lanzador Mike Fiers, quien formó parte del equipo de los Astros que ganó el título en el 2017.

Tras la confesión, las Grandes Ligas y su comisionado, Rob Manfred, comenzaron una investigación contra los Astros, que en aquel entonces era dirigido por AJ Hinch.

Finalmente, el 14 de enero, los Medias Rojas anunciaron la salida de Cora, un día después de que Manfred lo vinculara en el escándalo de robo de señales.

El puertorriqueño y la novena de Boston coincidieron en que la desvinculación era lo mejor para las partes.

El escándalo derivó además en la destitución de Hinch y Jeff Luhnjow, gerente general de ese equipo, después de que Manfred los suspendiera durante toda la temporada 2020 por su participación en la trampa.

El despido se dio después que Manfred divulgara un informe de nueve páginas con el resultado de la investigación llevada a cabo por su oficina y en la que cita once veces a Cora, que a la vez fue descrito como la persona clave en la planeación y ejecución del sistema de robo de señales.

Según las investigaciones, los Astros fijaron una cámara detrás del jardín central para descifrar las señales de los receptores a los lanzadores.

Luego, los peloteros daban un número determinado de golpes en un cesto de basura, para avisar a su compañero en la caja de bateo qué lanzamiento se les haría.

La oficina de Manfred había investigado también acusaciones de que los Medias Rojas habían robado señas durante la temporada de 2018, en la que terminaron conquistando el Clásico de Otoño.

La situación salpicó también al expelotero puertorriqueño Carlos Beltrán, quien formó parte del equipo campeón de los Astros en 2017, al ser entonces despedido por los Mets de Nueva York como dirigente del equipo varios días después de la salida de Cora.

“Lo que está pasando en el béisbol completo, no solo en Houston, es una nube negra y larga. Pero como decía Cheo Feliciano, ‘después del huracán, sale el Sol’. Y ojalá este sol salga para los Estados Unidos. No es no olvidar, pero no tratar de resaltar las noticias malas ni negativas”, afirmó Guillén.

Leave a Reply