•Las acusaciones de acoso sexual y conducta racista que fueron reveladas por la revista Sports Illustrated en contra del propietario de los Carolina Panthers,  Jerry Richardson, lo habrían llevado a tomar la decisión de vender al equipo de la ‘Furia Felina’.

Charlotte.- El importante triunfo que consiguió en casa el equipo de la Ciudad Reina frente a los Green Bay Packers el pasado domingo, por 31-24,  quedó empañado ante la noticia que el dueño de la franquicia norcarolina decidió ponerla a la venta.

Y es que este fin de semana también se conoció, a través de la revista Sports Illustrated, que Richardson habría establecido acuerdos económicos con cuatro empleados luego de haber emitido comentarios inapropiados en el lugar de trabajo  y “lenguaje y comportamiento sexualmente sugestivos, y en al menos una ocasión dirigiendo un insulto racial a un explorador de las panteras “, indicó la famosa revista.

Los acuerdos, según ese medio,  contenían clausulas de confidencialidad que prohibían a las partes discutir los asuntos.

Richardson, de 81 años, estaba en el juego de los Panthers el domingo contra los Green Bay Packers, sentado en la caja del propietario con su esposa, Rosalind, a su lado. Él es dueño del equipo desde que comenzó a jugar como franquicia de expansión de la NFL en la temporada de 1995 y lideró al grupo de propiedad que trajo el fútbol profesional a las Carolinas.

Después de la victoria de los Panthers 31-24 contra Green Bay, los jugadores eligieron sus palabras con cautela cuando se les preguntó acerca de las acusaciones. La mayoría dijo que no habían visto el informe de SI, que se publicó justo cuando comenzaba el juego del domingo.

Pero expresaron conmoción ante el anuncio del equipo el viernes de que iniciaría una investigación sobre Richardson.

Todavía no está claro qué ramificaciones podría tener la investigación de la liga para la franquicia de Richardson and the Panthers, que fue valorada recientemente por la revista Forbes en $ 2.3 mil millones.

Las acusaciones contra Richardson también son las últimas en apuntar a una figura prominente en el entretenimiento, la política, los medios y los deportes en las últimas semanas por conducta sexual inapropiada en el lugar de trabajo.

Leave a Reply