Panamá acumula 116.602 casos de la COVID-19 y 2.440 muertes por la enfermedad

0
13
297554

CORONAVIRUS PANAMÁ

Panamá, 6 oct (EFE).- Panamá sumó este martes 683 nuevos casos de la COVID-19 y 10 defunciones, que elevaron a 116.602 los contagios confirmados y a 2.440 las muertes por la enfermedad en 213 días de pandemia.

El Ministerio de Salud reportó en su informe diario que hay 851 personas hospitalizadas, 116 en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 735 en sala general, mientras que 19.980 están aisladas en sus casas y 381 en hoteles-hospital.

En las últimas 24 horas se practicaron 5.925 pruebas de detección del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que arrojaron una positividad del 11,5 %.

Desde que el 9 de marzo pasado se reportó el primer contagio se ha realizado un total de 514.367 pruebas, de las que el 23,4 % resultaron positivas, mientras que ascienden a 12.022 los test por cada 100.000 habitantes.

En Panamá, un país de 4,2 millones de habitantes, la COVID-19 tiene una tasa de letalidad del 2,1 %, entre las más bajas del continente.

“Las cifras dicen que estamos haciendo las cosas bien”, declaró en una alocución el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, al reiterar que los índices pandémicos se mantiene en los parámetros establecidos para avanzar en la reapertura gradual del país.

El ministro insistió en su llamado a la población a que respeta las normas de bioseguridad, como lavado constantes de manos y el distanciamiento físico, y que salga de casa solo cuando sea necesario, porque la reapertura no significa que se ha ido el nuevo coronavirus.

Panamá está en plena reapertura económica gradual y la relajación de las medidas de restricción a la movilidad, con un calendario que arrancó a inicios de septiembre y culminará el próximo lunes con el reinicio de la aviación internacional y el levantamiento del toque de queda nocturno.

La mejora de los indicadores pandémicos tras una desbandada de casos que comenzó en junio y llegó a colocar a Panamá como uno de los de mayor tasa de transmisión del virus, alentó a las autoridades a retomar el proceso de apertura del país, que este año verá caer su economía entre un 9 % y un 13 % según las previsiones del Gobierno y de analistas, respectivamente.