Padres y maestros de escuela en Colorado piden cerrar pozos petroleros

0
6
226565

MEDIOAMBIENTE

Denver (CO), 23 jun (EFE News).- Padres y docentes de una escuela con mayoría de estudiantes hispanos en el norte de Colorado formalmente solicitaron al gobernador Jared Polis que se cierren los numerosos pozos petroleros que operan a poca distancia de ese plantel, tras detectarse altos niveles de elementos químicos cancerígenos.

En una petición enviada el lunes al gobernador (difundida este martes), los padres y maestros de la Academia Bella Romero, en Greeley, afirman que un reciente estudio realizado por un grupo privado encontró que los estudiantes de esa escuela están siendo expuestos a benceno, un hidrocarburo tóxico e inflamable.

El reporte de 350 Colorado (una organización no lucrativa) analizó datos compilados por la División de Contaminación del Aire de Colorado, que monitoreó la calidad del aire en el vecindario de la Academia Bella Romero del 6 de mayo al 20 de diciembre de 2019 para determinar el impacto de los 11 pozos petroleros en esa zona.

Ese informe, publicado inicialmente en febrero de 2020, encontró a partir de noviembre del año pasado “un elevado nivel de benceno” en la escuela, a solo 400 metros de las operaciones de petróleo y gas natural de la compañía Extraction Oil and Gas.

Debido a la inacción de las autoridades de Colorado, Patricia Nelson, residente del vecindario afectado y madre de un niño en la Academia Bella Romero, comenzó a recopilar firmas para enviarle el petitorio a Polis. En el momento de la entrega, 1.000 personas habían firmado el documento.

“Somos un grupo de padres y educadores de la comunidad. Y queremos encontrar un punto en común con nuestro millonario gobernador, por lo menos en este nivel”, dice la petición, que reconoce que, según el Departamento de Salud Pública y Medioambiente de Colorado, las emisiones benceno y otros compuestos químicos se mantienen a niveles aceptables en el área de la academia.

Es la segunda vez que Nelson le escribe a Polis. En diciembre pasado le envió una carta personal calificando de “negligente, voluntaria y sin sentido” la decisión de no cerrar los pozos petroleros cerca de la escuela.

Por su parte, en un breve comunicado, Extraction Oil and Gas expresó que durante los últimos ocho meses “no hubo niveles de contaminantes en el aire perjudiciales para la salud”.

Y la Comisión de Colorado de Conservación de Petróleo y Gas (COGCC) indicó que revisará el tema en reuniones durante julio y agosto próximos en el marco de la ley SB19-181, aprobada el año pasado, que exige que esa comisión dé prioridad a “proteger la salud, la seguridad y el bienestar de las personas, los animales y el ambiente”.

Hasta el momento, el gobernador Polis no se ha expresado al respecto.

Según COGCC, dentro de los límites de la ciudad de Greeley operan unos 400 pozos petroleros, con unos 20.000 pozos activos en todo el condado Weld. Además, se anticipa que para fines de este año Extraction Oil and Gas elevará a 24 el número de pozos cerca de la Academia Bella Romero, generando unos 600 millones de dólares anuales para esa empresa.

A esa academia (enfocada en “tecnología aplicada a todas las áreas de la experiencia educativa”) asisten unos 1.150 alumnos desde jardín de niños a octavo grado, con 89 % de hispanos. Sólo 13 % de esos estudiantes alcanzan un nivel académico idóneo en los exámenes estatales.

Leave a Reply