La Policía cree que un enfermo mental mandó la carta a la ministra Maroto

0
11
500237

ESPAÑA POLÍTICA

Madrid, 26 abr (EFE).- La Policía española identificó a un hombre que, al parecer, padece problemas psiquiátricos, como la persona que envió este lunes una carta con una navaja dentro y unas manchas quizá de sangre a la ministra española de Industria, Comercio y Turismo, la socialista Reyes Maroto.

Tras recibir la carta, Maroto presentó una denuncia y la Policía averiguó que fue enviada desde una localidad de la región de Madrid por este hombre, que no quiso ocultar su identidad, ya que puso su nombre en el remite de un sobre acolchado dirigido a la ministra, según señalaron a Efe fuentes de la investigación

El sobre postal fue remitido a la dirección de su ministerio en Madrid, donde fue su secretaria quien detectó el envío, confirmaron a Efe fuentes de su gabinete.

Inmediatamente fue notificado a la Presidencia del Gobierno y al Ministerio del Interior, con lo que se inició una investigación, sin que la ministra llegara a ver el sobre.

Fuentes policiales precisaron que la carta fue enviada de forma ordinaria el pasado día 21 y dos días después pasó un control de seguridad.

Maroto lamentó lo que considera un agravamiento del clima de crispación en la política y la sociedad españolas a medida que se acercan las elecciones regionales de mayo en Madrid, y advirtió de que con este tipo de amenazas “todos perdemos”.

Este nuevo envío de una carta con amenazas se produjo después de que la semana pasada el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el candidato de la formación de izquierda Unidas Podemos para las elecciones regionales en Madrid, Pablo Iglesias; y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, recibieran sobres con balas y mensajes con amenazas de muerte.

La directora de la Guardia Civil presentó una denuncia y anunció que también lo hará Pablo Iglesias, quien fue vicepresidente del Gobierno español hasta el pasado marzo y actualmente es candidato a presidente de la región de Madrid en las elecciones del 4 de mayo próximo.

El Ministerio del Interior acordó reforzar las medidas de protección para los amenazados, “en atención a la valoración del riesgo”.

Los envíos con amenazas han sido duramente criticados por miembros del Gobierno español y de distintas formaciones políticas, mientras que el partido de ultraderecha Vox ha dudado de su veracidad, algo que ha provocado una fuerte polémica en la campaña electoral madrileña, hasta el punto de que los partidos de izquierda se niegan a mantener debates con la extrema derecha.

La sociedad estatal Correos ha abierto un expediente a una empresa de seguridad que el pasado 19 de abril no detectó las tres cartas con balas.