Organismos de la sociedad civil llaman a un “paro electoral” en Nicaragua

0
16
663683

NICARAGUA ELECCIONES

Managua, 14 sep (EFE).- La Articulación de Movimientos Sociales (AMS), que aglutina a más de 60 organizaciones civiles en Nicaragua, llamó este martes a un “paro electoral” para el próximo 7 de noviembre, día de las elecciones generales en las que el presidente Daniel Ortega busca su tercera reelección consecutiva.

“Sabemos, la comunidad internacional también lo ha expresado, que no existen garantías para que la gente pueda manifestarse de manera libre ese día, no hay partidos políticos por los que se pueda apostar ni propuesta electoral. Frente a este panorama, movilizarse a las juntas receptoras de votos es hacerle juego a la dictadura, por eso llamamos a un paro electoral”, dijo a Efe la integrante de la AMS, Julia Díaz.

El llamado es “a no salir, quedarse en sus casas, es una forma de resistencia cívica y pacífica, para que ellos (el Gobierno de Ortega) no tengan cómo demostrar que hay confianza, porque lo que tenemos no son elecciones, sino una farsa”, afirmó.

Según Díaz, el presidente Ortega necesita que los votantes acudan “en masa” a las urnas para validar una reelección que, según la AMS, tiene “garantizada” a través del Consejo Supremo Electoral (CSE), de mayoría sandinista, y de la Ley Electoral, que en unas recientes reformas estableció restricciones para candidaturas a cargos de elección popular.

“El régimen necesita mostrar filas de personas votando, no importa por quién, porque ellos van a contar los votos, van a manejar las actas electorales y a presentar los resultados, por lo tanto, no hay ninguna posibilidad de cambiar lo que ya está decidido”, explicó.

La AMS, que llamó al “paro electoral” a través de un comunicado, cree sin embargo que más de 160.000 empleados del Estado no podrán evitar acudir a las urnas porque supuestamente han sido víctimas de “burdas exigencias”, como que “si quieren mantener el empleo, suban una foto de su boleta marcada a favor del régimen en sus redes sociales”, indicó Díaz.

Añadió que una razón adicional para no ir a votar es que “se va a exponer a la gente, porque ellos (el oficialismo) van a sacar a sus fuerzas de choque”, indicó.

En los últimos meses han sido arrestados al menos 36 líderes de la oposición, incluyendo siete aspirantes a candidatos presidenciales, así como profesionales independientes, que han sido acusados por delitos económicos o por traición a la patria.

Otros críticos de Ortega han tenido que optar por el exilio, como el Premio Cervantes 2017, Sergio Ramírez, y el Premio Ortega y Gasset 2021, Carlos Fernando Chamorro, ambos con órdenes de arresto, así como la multipremiada escritora Gioconda Belli.

Díaz, quien afirmó que las personas que se oponen a Ortega en Nicaragua son mayoría, mencionó que la abstención será un fuerte argumento para que el Gobierno sandinista no sea reconocido por otros Estados.