Ordenan el arresto de 5 policías de Georgia por matar a un joven mexicano

0
1
743209

VIOLENCIA POLICÍA

Atlanta (GA), 22 nov (EFE).- Un gran jurado emitió este lunes órdenes de arresto contra cinco policías de Georgia tras ser encausados por la muerte de un joven hispano a quien le dispararon más de 15 veces con sus pistolas eléctricas y luego asfixiaron al ser sometido durante su arresto en 2019.

La Fiscalía del condado de Henry, al sureste de Atlanta, informó a Efe de que los oficiales deben entregarse a más tardar el martes después de que el jurado los acusara el pasado viernes de asesinato por la muerte del mexicano Fernando Rodríguez, de 24 años, quien estaba desarmado y desnudo al momento de su detención.

A los cinco policías, dos de ellos de Henry y los otros tres de la ciudad de Hampton e identificados como Robert Butera, Quinton Phillips, Mason Lewis, Marcus Stroud y Gregory Bowlden, se les impuso la posibilidad de pagar una fianza de 100.000 dólares cada uno, indicó a Efe la fiscal de distrito adjunta Megan Matteucci.

Rodríguez murió asfixiado el 20 de septiembre de 2019 después de que los oficiales lo sujetaran en el suelo mientras estaba “esposado y encadenado, y le aplicaran presión en su cuerpo”, de acuerdo con la Fiscalía.

Los hechos ocurrieron cerca del Atlanta Motor Speedway, donde el mexicano había asistido al “Imagine Concert Music Festival”, y fueron grabados por las cámaras corporales de los oficiales que lo detuvieron.

En el video de media hora se puede ver a Rodríguez caminando desnudo por media calle y se oye a los policías ordenando al latino que se detenga. Al no responder a las instrucciones, los oficiales le disparan con la pistola “taser” y el joven cae al piso, mientras le continúan aplicando las descargas eléctricas.

Además de los múltiples cargos de asesinato y asalto agravado, los cinco agentes fueron acusados de violar sus juramentos como policías por la forma en la que el joven fue sometido en “el suelo en una posición boca abajo mientras estaba esposado y encadenado, sujetándolo y ejerciendo presión a su cuerpo”.

En julio de este año, las autoridades de la localidad de Georgia llegaron a un acuerdo con la familia del joven mediante el cual se comprometieron a compensarlos con tres millones de dólares.

De acuerdo con Page Pate, del bufete Pate, Johnson & Church, los familiares de Rodríguez acordaron aceptar el arreglo extrajudicial a la demanda que interpusieron contra la ciudad de Hampton.

Según Pate, Rodríguez no representaba ninguna amenaza para los oficiales, ni para nadie más, pues estaba desarmado, desnudo y necesitaba atención médica, y los agentes utilizaron fuerza excesiva y violaron sus derechos constitucionales cuando continuaron desplegando sus armas ‘taser’.