Oposición venezolana acuerda ampliar el fondo para litigar por el oro en Londres

0
12
476626

VENEZUELA R.UNIDO

Caracas, 6 abr (EFE).- La oposición venezolana aprobó este martes un acuerdo por el que amplían en 3,7 millones de dólares el llamado fondo especial de litigios “para hacer frente a deudas por honorarios profesionales y gastos legales” en el juicio para determinar el control de las reservas de oro del país en el Banco de Inglaterra.

Los nuevos recursos serán aportados por la administración ad hoc nombrada por Juan Guaidó del Banco Central de Venezuela (BCV), que “cuenta con disponibilidad financiera”, detalló la oposición en un comunicado.

El acuerdo fue aprobado por una comisión en la que solo hay representantes del sector opositor que lidera Guaidó, quien rechazó los resultados de las últimas elecciones en las que el chavismo obtuvo el 92 % de los asientos en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y por tanto negó la legitimidad de la Cámara que comenzó su mandato el pasado 5 de enero.

En paralelo, nombró una comisión delegada, una instancia contemplada en la Constitución para operar solo durante los períodos vacacionales de los diputados y que está conformada por menos del 10 % del pleno, integrada por miembros de la anterior AN y de la que se desmarcaron varios exdiputados.

Esa comisión es la que ha aprobado el acuerdo, que también autoriza al BCV de Guaidó a usar los recursos propios disponibles en cuentas bancarias en el extranjero para ampliar el fondo de litigación.

Actualmente, la Justicia británica dirime si la Administración del presidente Nicolás Maduro o la ad hoc de Guaidó tienen acceso al oro que Venezuela tiene depositado en el Banco de Inglaterra.

En noviembre pasado, los opositores presentaron un nuevo recurso ante el Tribunal Supremo para anular el dictamen emitido el pasado 5 de octubre por el Tribunal de Apelaciones londinense.

Este tribunal anuló un fallo del 2 de julio del hoy jubilado juez Nigel Teare, al que sustituye Sara Cockerill, que otorgaba a la junta ad hoc de Guaidó el control sobre los 31 lingotes de oro, valorados en unos 1.300 millones de dólares.