Oposición uruguaya pide cese de ministro tras polémica y gobierno lo respalda

0
5
564055

URUGUAY GOBIERNO

Montevideo, 18 jun (EFE).- El ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso, está siendo fuertemente cuestionado por la oposición por pedidos de favores personales a un policía imputado con prisión por cinco delitos, aunque el presidente, Luis Lacalle Pou, junto a la coalición de gobierno, lo respaldan.

Según una información publicada por el periódico local La Diaria, el fiscal vinculado al caso de Fernando Pereira, el policía imputado, reveló que hubo varios pedidos de favores entre Cardoso y el oficial, entre los que se incluyen solicitar patrulleros, preguntar si a una amiga de él que había tenido un accidente se le había efectuado test de alcohol en sangre, entre otras cosas.

Las conversaciones se pudieron conocer debido a que el policía venía siendo investigado desde hace ya tiempo por los delitos por los que finalmente fue imputado: revelar información reservada, omitisión de deberes, faena clandestina, omisión de funcionario público al denunciar delitos y abuso de funciones.

La relación entre Cardoso y Pereira junto a los llamados que se dieron a lo largo de más de un año, despertó los fuertes cuestionamientos del Frente Amplio (FA-izquierda), el principal partido opositor, y piden la renuncia o dimisión del ministro, pese a que la Justicia ya descartó que su accionar se tratara de un delito.

En concreto, la bancada de legisladores del FA emitió este jueves una declaración en la que aseguran que los dichos de Cardoso contravienen el código de ética en la función pública y por lo tanto debe renunciar ya que “ha utilizado su investidura para obtener beneficios para sí o para un tercero”.

“El compromiso por la transparencia, la lucha contra la corrupción y la ética en la función pública no puede ser solo un eslogan de campaña ¡Es hora de hacerse cargo!”, concluye el texto.

Por su parte, desde el oficialismo le han restado importancia a los hechos como el senador Tabaré Viera del Partido Colorado (PC-centroderecha), misma corriente política a la que pertenece Cardoso, quien aseguró que se trata de un “manoseo innecesario y reprobable” mencionar al ministro.

Por su parte, el senador del Partido Nacional (PN-centroderecha) Jorge Gandini, sostuvo en rueda de prensa que el accionar del ministro fue el que haría cualquier vecino que ve un hecho delictivo y llama a un policía para que interceda.

El respaldo a Cardoso también estuvo por parte de Lacalle Pou quien, según trascendió en la prensa local, se habría comunicado con el ministro de Turismo y, luego de escuchar las justificaciones, descartó tomar cualquier tipo de medidas.